Inmaculada Bailo lleva al frente de la biblioteca de Perdiguera 17 años. Un servicio que cuenta con 260 carnés y una media de 200 visitas al mes que en verano se disparan. Se encuentra en la Casa del Parque, lugar donde se realizan múltiples actividades de cultura y ocio en la localidad.

El horario de la biblioteca: Martes, jueves y  viernes de 17.30 a 20.30. Miércoles de 12 a 14 y de 15.30 a 17.30 horas y sábados de 11 a 14 horas.

– VIVIR Monegros, el periódico de la comarca, celebra su número 200 y nos encontramos con que usted lleva casi el mismo tiempo al frente de la biblioteca de Perdiguera.

-Yo llevo 17 años como responsable. Sin embargo, la biblioteca abrió un poquito antes. Aunque al no dársele continuidad el servicio se desconocía bastante por parte de la población. Desde mi incorporación se ha mantenido abierta, y con un horario muy amplio para una población como Perdiguera. Así ha sido posible integrar la biblioteca dentro de la vida cotidiana de los vecinos.

-¿Quiénes acuden?

-En las personas jubiladas y los mayores encontramos a los más constantes.También los niños. La adolescencia supone una franja de edad complicada. Acostumbran a venir por algo en concreto y si no lo encuentran se van sin nada, no resulta nada fácil que les interese otro libro. 

-Pero, ¿usted admite sugerencias?

-Por supuesto que me interesa que los lectores digan qué quieren leer ¡quién soy yo para negárselo! Pero hay que tener en cuenta el presupuesto y en España se edita muchísimo. Recomiendo que me hagan las sugerencias al principio de curso. También estoy abierta a las opiniones de los libreros, a las peticiones del instituto. Aunque, cuando  me quedo sin dinero ya no quiero saber nada de novedades.

-En Perdiguera, ¿qué leen?

-Sale muy bien la novela histórica y la novela negra. La romántica, muy poco. Recibo peticiones de todo tipo porque tenemos socios de la biblioteca que son profesores, maestros. Sobre todo se ve en verano. Cuando la gente viene al pueblo de vacaciones, la afluencia sube.

-¿Cómo ha cambiado la biblioteca en estos años?

-Muchísimo. Se han incrementado los fondos, las propuestas y el público. Son lugares más vivos y alegres. Acuden los pequeños porque el hábito se crea en la infancia. Y organizamos actividades en los huecos que me dejan.

-¡En los huecos!

-Las bibliotecas varían de un pueblo a otro. En muchos de ellos realizan una labor social y cultural impresionante, en gran parte, porque no existen otros colectivos que las lleven a cabo. Aquí, por ejemplo, la asociación Monteoscuro impulsa tertulias literarias. También contamos con ludoteca, así que el papel de la biblioteca es apoyar a todos y centrarse en lo literario.

-¿Próxima actividad?

-El 8 de noviembre recibimos a Mari Sancho Menjón autora de “Salvamento y explio de Sijena”.

-¿Qué necesita una biblioteca para triunfar?

-Mi deseo sería que las bibliotecas, en cualquier población, estuvieras dotadas de continuidad, de que se apostara por ellas y no se vieran relegadas a un segundo plano. A la gente le cuesta usarla si no existe rutina y pueden llegar a ser unas dinamizadoras estupendas de la vida cultural y social de los municipios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.