Aramón Cerler convierte en una fiesta la apertura de la temporada de esquí alpino en Aragón

0
109

Cerler adelantó este pasado fin de semana la apertura de la temporada de esquí alpino en Aragón con una notable respuesta de unos aficionados que tenían muchas ganas de empezar a deslizarse por las laderas blancas. Lo hizo con más de treinta kilómetros de pistas para todos los niveles en el sector Cota 2000 y unas excelentes condiciones en las cotas más altas, con espesores que rondaban el medio metro de una nieve polvo y perfectamente trabajada.
La estación benasquesa, que es la más alpina y alta de las aragonesas, se ha visto favorecida por esta altitud en las últimas nevadas y ha acumulado esos citados espesores de hasta medio metro en sus cotas superiores lo que le permitía abrir el pasado día 30 de noviembre algunos de los descensos preferidos por sus usuarios.
Las nevadas que han ido cayendo a lo largo de noviembre habían creado una gran expectación y propiciado un notable ambiente previo entre muchos de los aficionados al esquí que estaban esperando, muy impacientes, a disfrutar del deporte blanco. Por eso, cuando Cerler anunció la apertura de parte considerable de sus instalaciones el pasado fin de semana la respuesta de los esquiadores no se hizo esperar convirtiendo la estación ribagorzana en una auténtica fiesta del deporte blanco.
El centro invernal de la Alta Ribagorza ponía el viernes a disposición de los aficionados más de treinta kilómetros esquiables –que se ampliaban algo en la jornada del sábado ya que los fríos nocturnos permitían innivar nuevas zonas- con espesores de hasta medio metro de una nieve polvo y en perfectas condiciones para la práctica deportiva. Una situación que Albert Carbonell, profesor de la Escuela Española de Esquí, define como «ideal a estas alturas de la temporada». Aunque reconoce que lo de este pasado fin de semana supone «una toma de contacto» a la espera de la llegada del puente de la Constitución, considera que las condiciones en que ha abierto Cerler suponen «un excelente inicio de la temporada».
Como otros muchos esquiadores presentes este fin de semana en el centro ribagorzano, Albert sostiene que había «muchas ganas» de esquiar en pistas ya que aficionados como él mismo llevan ya un mes aprovechando la nieve caída y haciendo esquí de travesía «pero todos teníamos ya la necesidad de poder esquiar en la estación».
Muchas ganas tenían también Isabel Lanzarote y toda su familia. Esta vecina de la cercana localidad de Eriste, una apasionada del deporte blanco, está convencida de que va a ser un buen año de nieve y ella lo va a aprovechar intensamente porque «venir un fin de semana aquí te carga las pilas para llevar bien el resto de la semana».
Tampoco se quiso perder el inicio de la temporada el Benasqués David Jacquet para quien el curso esquiable «empieza muy bien porque es muy raro que a estas alturas haya la cantidad y calidad de nieve que presenta Cerler». Este joven aficionado apunta que ha quedado un fin de semana «para disfrutar» del esquí, «con buen tiempo además», y entiende que los que han venido a inaugurar la temporada han acertado.
Fueron bastantes los que dieron este paso y se acercaron a Cerler desde las procedencias más diversas pero Toño, de Tamarite, pensaba que habría más esquiadores en la que define como «la más alpina de las estaciones españolas». Toño se confiesa «un adicto» a Cerler, donde acude desde 1972 ya que considera este centro invernal como «de lo mejor que tenemos» y más, como es el caso este fin de semana, «si la nieve acompaña».
También adicta a Cerler es la madrileña Marta Recarte que lleva su compromiso con la estación a convertirse desde hace unos años en una de sus embajadores, enseñando las potencialidades del centro invernal a quien reclame su consejo. «Hace muchos años que no teníamos esta nieve a estas alturas de la temporada», comenta aunque este fin de semana reconoce que no la disfrutó en exceso ya que, confiesa, «te alegras tanto de ver a la gente, a los amigos y conocidos, que te pasas buena parte del día saludando y es una gozada. Como Toño, destaca de Cerler que es «una estación cien por cien alpina» y reconoce que para ella y su familia el Valle de Benasque tiene un encanto especial recordando que «desde hace quince años me vengo todos los fines de semana desde Madrid con mi marido y mis cuatro hijos y eso que he sido profesora en Navacerrada».
Y con sus hijos, «los tres pequeños, porque el mayor se ha independizado y viene a Cerler por su cuenta», llegan «siempre» a la estación ribagorzana desde la zaragozana La Muela Mari Cruz y Ángel que este fin de semana esperaban «una mayor afluencia de esquiadores» y que se han quedado «encantados» con la calidad de la nieve. «Teníamos “mono” de esquí desde abril y lo hemos cogido con muchas ganas», comentan lanzando el deseo de que la que ahora se estrena «sea una temporada tan buena o mejor que la anterior».
No ha sido Aramón Cerler el único centro invernal ribagorzano en abrir sus puertas este pasado fin de semana ya que la vecina Estación de Esquí Nórdico de los Llanos del Hospital también inauguró la campaña 2018-19 con un muy buen ambiente y una notable animación. Como reconoce su director, Mario García, las nevadas que han caído sobre la zona desde finales de octubre ya habían despertado una gran expectación entre los aficionados y la confirmación de la apertura del centro invernal tras las últimas nieves caídas estos días «ha sido muy bien recibida, animando muchísimo un fin de semana que se preveía muy tranquilo».
El inicio de esta nueva temporada del deporte blanco pone en marcha un sector clave en la economía aragonesa ya que la práctica del esquí genera 1.300 empleos de forma directa durante los meses de apertura de las estaciones que, dependiendo de las condiciones climáticas, suele prolongarse entre diciembre y abril. Por otro lado, se calcula en cerca de 14.0000 los empleos indirectos, aunque muchos son precarios y estacionales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.