El Club Montisonense de Montaña corona el Ayanet (2575m)

0
25

Un grupo formado por 5 montañeros del CMM ascendimos al pico ANAYET de 2.575m el domingo 2 de diciembre. Salimos de las pistas de esquí de Formigal en dirección noroeste al pico siguiendo el curso del barranco, el terreno estaba nevado pero con malas condiciones ya que la temperatura algo alta para estas fechas hace que la nieve está sin transformar y muy húmeda, esto hace que tengamos que prestar mucha atención.

Vamos ganando altura siguiendo el Gr hasta los ibones de Anayet, allí hacemos un alto para valorar las condiciones del pico, desde lo lejos da la impresión de estar en condiciones peores de lo que habíamos estimado, pero tomamos la decisión de ir acercándonos e ir valorando sobre la marcha, así llegamos al collado y continuamos hasta situarnos frente al murallón donde vimos desde abajo la cadena que protege una zona delicada, seguimos ascendiendo por un nevero con una inclinación de unos 35º poco antes de llegar a la cadena la inclinación se acentúa hasta los 40º aproximadamente.

En pocos metros ya encontramos el primer tramos de cadena, nos anclamos con el cabo de anclaje para superar este tramo con confianza, en situación de buena nieve o en verano no tiene mayor problema que ir con cautela, pero dadas las condiciones de la nieve tenemos que extremar las precauciones, al terminar este tramos de cadenas hay que atravesar una diagonal bastante expuesta hasta llegar a la entrada del corredor, al llegar allí vemos que no está tan mal como daba la impresión desde abajo, es por esto que hay que valorar cuando estas delante del terreno, no es que estuviera bien del todo por lo comentado del estado de la nieve muy húmeda. Al clavar el piolet dábamos con el fondo del terreno y lo teníamos que clavarlo en la tierra de debajo de la nieve para garantizar mayor seguridad, este corredor de unos 40/45º IIº nos lleva prácticamente a la mismísima cumbre. Cuatro horas de ascenso.

En la cima permanecimos lo justo, el viento y frió hacen que desistamos de estar un buen rato, nos tenemos que abrigar, hacemos las fotos de rigor y emprendemos la marcha para abajo. Si la subida estaba delicada… en el descenso siempre hay que prestar más atención, bajamos muy despacio y con pasos cortos y seguros.

Una vez destrepando el corredor ya nos sentimos más tranquilos, ahora solo queda la diagonal y llegar de nuevo a las cadenas. Cuando llegamos de nuevo al collado hacemos una parada para comer algo ya que llevamos todo el día sin probar bocado.

Solo nos queda ir bajando con tranquilidad y vigilando los pasos ya que la nieve está todavía en peores condiciones que por la mañana, llegamos de nuevo a la estación de esquí de Formigal. Tres horas y media en descenso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.