Espectacular San Silvestre de Villanúa, con más de 1.550 corredores de todas las edades

0
181

La XVIII San Silvestre de Villanúa ha sido una fiesta mayúscula, que ha pulverizado todas sus marcas. La participación ha sido espectacular, llegando a agotar los 1.550 dorsales que había disponibles, por lo que un centenar de corredores han tomado parte en la carrera sin número. En lo deportivo, el atleta jaqués Alberto Puyuelo ha vuelto a hacerse con la prueba, batiendo su propio récord, igual que hizo el año pasado, y dejando la marca de la carrera en un exigente tiempo de 8 minutos y 47 segundos. En categoría femenina, también ha repetido triunfo la atleta jaquesa Yolanda Riera, con un tiempo de 11 minutos. También ha sido muy disputado el Gran Concurso de Disfraces en Carrera, que finalmente se ha llevado la original propuesta de “El Titánic”, con un primer premio dotado con 300 euros.

La fiesta de la San Silvestre de Villanúa ha sido total. Los más de 1.550 corredores de todas las edades que ha reunido la prueba han tardado algo más de 2 minutos en tomar la salida y el ambiente festivo se ha vivido dentro y fuera de la carrera.  Numerosas familias, grupos de amigos y parejas han acudido a la cita de Villanúa que vuelve a batir su propio récord de asistencia y se confirma como la segunda carrera de fin de año más popular de Aragón, solo superada por la prueba de Zaragoza. A pesar de esa alta afluencia, la carrera se ha desarrollado con total normalidad y no se ha registrado ningún tipo de problema. “Villanúa es una localidad con 400 habitantes y recibir en una sola tarde más de 1.550 corredores, más sus acompañantes y el público que se acerca a ver el ambiente, y que todo se desarrolle con absoluta normalidad es porque se realiza un buen y gran trabajo desde la organización y el cuerpo de voluntarios”, señala el alcalde Luis Terrén Sanclemente.

Los participantes comenzaban a llegar al polideportivo de Villanúa una hora antes del inicio de la carrera y la recogida de dorsales durante las jornadas previas, y a lo largo de la mañana de hoy, ha contribuido a que  el inicio de la prueba se realizara con fluidez y puntualidad. El 85% de los participantes llegaban disfrazados y las propuestas, como siempre, muy variadas y creativas. Gnomos, super héroes, conos de tráfico, cebras, árboles de Navidad, bailarinas, muñecos de nieve, yetis, montaña rusa, las campanadas de TVE, radares de tráfico, zulus, familias de pingüinos… Este año, Turismo Villanúa, organizador de la carrera, junto con el Ayuntamiento de la localidad, habían incrementado la cuantía de los premios de los disfraces, destinando al certamen un total de 600 euros, y esto se ha notado en la diversidad y originalidad de las propuestas. Tras una ardua deliberación, los tres premios de los disfraces han sido para “El Titanic”, como primer clasificado, con un premio de 300 euros; “Los Pingüinos enanos” han sido segundos, con 200 euros, y “La Lotería de Navidad” se ha llevado el tercer premio, dotado con 100 euros.

El gran y divertido ambiente que tiene la San Silvestre de Villanúa se ha vivido también en la línea de salida. Algo más de 2 minutos han tardado los más de 1.550 corredores en pasar por la línea de salida y dirigirse hacia el Casco Antiguo de Villanúa, para regresar nuevamente al polideportivo, donde había una gran expectación entre el público, ya que entre los corredores estaban los dos ganadores del año pasado, Alberto Puyuelo y Yolanda Riera. Y las previsiones no han fallado.

La carrera, en lo deportivo, ha vuelto a ser una prueba muy rápida. Puyuelo, que había batido el récord de la carrera en sus dos anteriores ediciones, volvía a pulverizar el cronómetro y marca un nuevo tiempo de 8 minutos y 47 segundos, 5 segundos menos que su tiempo de 2017. El corredor del CA Oroel-Flores El Cisne de Jaca se ha llevado el premio especial de 300 euros, por tercer año consecutivo. Tras a él, a 10 segundos, ha entrado Iñaki Inda, y en tercera posición Héctor Vacas. En categoría femenina el triunfo ha sido para Yolanda Riera, ganadora de la prueba en 2017. La atleta jaquesa también ha rebajado su propio tiempo en 6 segundos y ha logrado una marca de 11 minutos. Segunda ha sido Laura Sola y en tercera posición ha entrado Ali Assy.

La entrega de premios ha sido también una gran fiesta, con los más de 1.550 participantes de todas las edades en el interior del Polideportivo, siguiendo las indicaciones que el Yeti, el personaje que este año protagonizaba el cartel de la XVIII San Silvestre de Villanúa y que ha animado en todo momento la prueba, tanto en línea de salida y llegada, como en el reparto de premios. El regreso de los participantes y público a sus respectivos lugares también se ha desarrollado con total normalidad y sin aglomeraciones.

El alcalde de Villanúa, Luis Terrén Sanclemente, destacaba “la gran afluencia que ha tenido la prueba, con 1.550 dorsales agotados, y casi un centenar de corredores sin número; el enorme ambiente y la absoluta normalidad con la que se ha desarrollado todo”. “La San Silvestre de Villanúa sigue creciendo y eso se debe a que, a pesar de que somos una localidad de 400 habitantes, se hace un gran trabajo desde la organización y el cuerpo de voluntarios, ponemos toda nuestra ilusión y nuestro cariño, y todos nos volcamos para que este último día del año sea una gran y auténtica fiesta para todos”, comenta Terrén Sanclemente.

Todas las clasificaciones: https://www.sportevento.com/xviii-san-silvestre-de-villanua/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.