Las grausinas de Desmesura Teatro participan en la prestigiosa Muestra Amateur de Biescas

0
418

La Muestra de Teatro Amateur Villa de Biescas ha invitado a participar en su séptima edición a la grausina Desmesura Teatro que, junto a las otras cinco compañías seleccionadas, han sido elegidas entre las más de setenta propuestas presentadas para participar en este concurso que se inauguró el pasado 19 de enero y se prolongará hasta el 16 de marzo.
Compañías de Bilbao, Vigo, Pamplona, Logroño y Madrid comparten con Sara Castells y Lola Díaz, las dos integrantes de Desmesura, el cartel de este exigente certamen que ha programado la representación del montaje “Hay que juzgar al tiempo” de las grausinas para el 2 de marzo.
-PREGUNTA. ¿Cómo habéis recibido la invitación para participar en Biescas?.
-RESPUESTA. Estamos como niñas con zapatos nuevos porque lo cierto es que nos presentamos a ver qué pasaba y con pocas esperanzas de ser seleccionadas ante la calidad de muchas de las propuestas y los grupos tan buenos y con mucha experiencia que suelen concurrir aquí. No es nada fácil poder entrar porque hay mucho nivel y por eso estamos doblemente satisfechas con nuestra presencia en el cartel final de Biescas. Y más desde un planteamiento como el nuestro de sencillez y con una obra a la que tenemos mucho cariño porque la hemos estado representando desde hace varios meses y nos sentimos muy a gusto con ella. Estamos supercontentas, agradecidas y emocionadas.
-P. ¿Qué es y cómo surge Desmesura Teatro?.
-R. Ambas nos conocemos desde hace muchos años y hemos trabajado juntas en Adeshora Teatro. Pero siempre habíamos tenido en mente hacer alguna cosa juntas y nos rondaba por la cabeza esta obra de Arístides Vargas, que es un dramaturgo argentino que escribe de una manera apasionante y nos sedujo desde el primer momento su forma poética de decir las cosas y las temáticas que trata, y nos lanzamos con ella. Empezamos a trabajarla y la cosa ha ido dando sus frutos porque ya hemos estado con ella en varios sitios. También hacemos cosas más pequeñas mano a mano y esto de presentarnos a festivales fue una cosa que empezamos a plantearnos cuando ya teníamos la obra rodada, muy bien trabajada, como una apuesta por darnos a conocer a un público más amplio y abrirnos así al territorio.
-P. “Hay que juzgar al tiempo” es una obra compleja y muy exigente para las intérpretes.
-R. Arístides Vargas siempre habla desde un punto de visto algo trágico; del dolor, de la pérdida de identidad, del paso del tiempo, de la memoria…, pero a la vez este dolor siempre va acompañado de un toque de humor que tiene un efecto regenerador de la tragedia que se está narrando. Es como una comedia amarga; algo que nos atrajo mucho desde que conocimos la obra porque la vida es así, pasan muchas cosas pero te lo tienes que tomar con humor. Y nos sedujo también la forma poética en que el autor cuenta las cosas, la manera de decirlas y la idea de que los personajes transitan siempre por tiempos y por espacios que no son los reales. Son personajes que siempre están yendo al pasado en una auténtica metáfora de la vida. Además, la propia estructura teatral nos permite crear unos personajes únicos, especiales.
-P. Pero es también un montaje complejo en el que hay que tener mucha contención para no convertirlo en un vodevil.
-R. Sí. Estamos desnudas en el escenario porque toda nuestra escenografía y vestuario nos cabe en una caja. Todo sale de esa caja que es como la maleta que uno lleva a cuestas, de ahí salen todos sus recuerdos y todas las historias vividas y de ahí vamos sacando todo lo que va sucediendo en escena. Y sí que es una obra de mucha contención porque es cierto que tiene ese punto cómico pero dice cosas muy contundentes y, aunque nos deja muy expuestas encima del escenario, nos gustó mucho trabajar en esa línea porque nosotras somos muy libres a la hora de crear y tiramos mucho hacia lo sencillo. El teatro para nosotras tiene que ser algo pobre en lo relativo a artificios y escenografías pero muy rico en contenido emocional.
-P. Volviendo a la Muestra de Biescas, ¿cómo fue dar el paso de presentaros a la selección?.
-R. Lola es la que siempre va buscando bolos y escenarios para actuar y gracias a ella hemos dado este paso de acudir a un Festival con el que hace unos meses ni soñábamos. El año pasado nos lo planteamos, de hecho, pero llegamos tarde para presentar la documentación y entonces nos comprometimos a estar muy pendientes para, por lo menos, concurrir a la edición de este año aunque con unas expectativas muy reducidas por lo que comentábamos antes. Éramos conscientes de que iba a ser muy difícil porque a Biescas siempre concurren formaciones muy conocidas y a nosotras nos conoce muy poca gente; pero creíamos, creemos, en nuestro montaje y estamos convencidas de que al final las cosas acaban por salir. Y sólo por poder estar aquí, nosotras consideramos que ya hemos ganado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.