Por Lola García Casanova
A Sara Viñuales y a Mª Luz Abadía les gusta caminar. Estas tardientanas y amigas decidieron un día salir de los caminos habituales que en Tardienta reúnen a la gente a lo largo de los canales.  Decidieron explorar parajes del término municipal. Coger un sendero, caminar y levantar la vista… no llevar los ojos fijos en el suelo. De ahí surgieron muchas fotografías, nacieron la serie de caminatas “Dejando huella” y ahora una exposición. «RECONOCER-T» que se puede ver los domingos del mes de marzo por la tarde en la Sala de Exposiciones Municipal de Tardienta.

-Impulsaron caminatas y ahora una exposición sobre los parajes de Tardienta y su término. Les dicen que hacen patriotismo de Tardienta.

-Nos mueve un único objetivo: dar a conocer Tardienta, levantar la mirada para apreciar sus paisajes y reconocerlos. Yo-habla Sara-pensaba que para pasear había que irse a Guara o al Pirineo. Pero he descubierto que aquí también existen lugares preciosos. La idea que predomina es “estamos en Monegros, es feo” ¡pues nada de eso! Hay lugares que merecen la pena y queremos darlos a conocer para sentirnos orgullosos de ellos y de nuestra tierra.

-Me sorprende, pensaba que en una población agrícola como esta no era necesario.

-La verdad es que cada vez quedan menos agricultores. Hay tres tipos de personas: los que conocen el monte (agricultores y cazadores), a los que les suena y otros que no saben nada, entre ellos muchos jóvenes.

En Tardienta los caminos más populares para pasear son junto a los canales y el resto del monte no se pisa; así que para muchos vecinos ha supuesto un descubrimiento. Por ejemplo, han llamado la atención algunos topónimos como La Habana.

– Se conocen bien los caminos.

-Decidimos explorar otros senderos y fuimos haciendo fotos. Al hablar con los vecinso y decirles “he ido a Cachal” veíamos la sorpresa de la gente. El primer paso fue organizar a través de la Asociación de Jóvenes  `Dejando huella´ para dar a conocer esos otros parajes, excursiones familiares muy bien acogidas. Algunos de los participantes ya nos decían “madre, ¡qué bonito!”.

– Y ahora la exposición.

-Cuando lo pensamos, lo expusimos en el Ayuntamiento y este enseguida nos ofreció su apoyo. Esto fue hace casi un año. Nosotras volvimos a recorrer algunos de los caminos y ya cuidamos más las fotografías que tomábamos. Organizar todo ese trabajo, escoger las fotos, ¡uf!…  pero ha merecido la pena.

-Y ¿qué podemos ver?

– En total son 51 fotografías que muestran nuestro territorio, contrastes muy variados de nuestras zonas, colores del campo en las distintas estaciones del año, amanecederes y atardeceres impresionantes que tenemos en Monegros, además de un vídeo con otras tantas fotografías y dos mapas: uno con los topónimos y otro ortofoto.

-¿Cómo fue el día de la inauguración?

-Muy emocionante. Los conocedores del campo disfrutaron muchísimo y la gente se mostró sorprendida para bien. “¡pero esto está aquí!”, decían. Nosotras mostramos lo que está aquí al lado y, la verdad,  lo de casa tira. En líneas generales la acogida ha sido muy buena. Ahora también la van a conocer los niños del colegio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.