Por Lola Gª Casanova

Transmite honestidad, pasión y agradecimiento. Leonor Lalanne, bodeguera, organizadora de bodas y eventos, nos recibió en su casa, bodegas Lalanne para presentar su segunda novela «Si tuvieras que elegir» junto con Miguel Hecho y Javier Franco de Gráficas Editores.

Una novela que discurre en cuatro tiempos históricos muy distintos, con mujeres como protagonistas. Tras el éxito de su debut literario «El secreto de Kirchland», este segundo libro «ni yo misma sé cómo catalogarlo, ni describir. Pero sí sé que me he exigido lo máximo, he puesto mucho empeño pues era muy probable que llegara al público».

– ¿Feliz?

-Contentísima. Poder presentar mi segunda novela me lleva de orgullo, pero pienso en todos los que me apoyan. Mi familia, por supuesto, que me alienta y también el soporte de Gráficas Editores. De hecho, cuando llevé la novela a Gráficas me dijeron que la publicaban antes siquiera de leerla. Sentir ese respaldo absoluto resulta extraordinario. Este es un proyecto colectivo.

-Cuatro mujeres, cuatro historias.

-Se sitúan en tiempos históricos muy complicados: la Prehistoria, la China del primer emperador, el Perú de la conquista española y el Nueva York actual. Pero entre todas hay un hilo conductor. Las mujeres protagonizan los relatos, son fuertes, valientes y como me dijo mi hija, Inés, basta que a una sola de las lectoras le inspire para seguir luchando… que habrá merecido la pena.

-Una novela para mujeres… ¿al hilo del momento actual de resurgimiento del movimiento feminista?

-No. Llevo más de cuatro años trabajando en ella. No se trata de oportunismo, ni he pensado en ello.  Soy mujer y las protagonistas, mujeres. Pero no lo considero un libro exclusivo para mujeres, en absoluto, también para hombres porque ambos nos complementamos. Un libro debe entretener y ese objetivo busco, da igual el sexo de quién lo lea. «Si tuvieras que elegir» rezuma valores como la amistad, la lealtad y el amor porque yo quiero creer que el amor mueve el mundo y no el poder o el dinero.

-Pero no le ha salido una novela romántica.

-¡Al principio yo quería escribir un libro de amor! Vivo en el mundo del «love, love, love». Sin embargo, los personajes se negaron en redondo, se revelaron y dijeron no. Por supuesto, amor hay pero los protagonistas han ido marcando su propio camino, luchando por su libertad. Yo me siento transcriptora de mis personajes y me interesa que el lector comprenda perfectamente cómo actúan.

-Usted escribe sin guión.

-Existen autores que se ciñen a esquemas, resúmenes de cada libro, capítulo…¡uf! yo no. Escribo de noche, cuando la cabeza se vacía de las cosas que nos embotan durante el día, cuando no suena el teléfono y sin estructuras previas. Aunque en esta novela el final se me ocurrió a mitad del trabajo. Lo escribí y me obligué a continuar el relato para que ese fin tuviera sentido.

-El trabajo de documentación no se puede desdeñar en una novela de este tipo.

-Para nada. Podré haberme equivocado en algo, pero he leído y me lo he tomado muy en serio. Mi primer libro también estuvo muy documentado, pero creía que sólo lo leerían un puñado de personas: familia, algún amigo… pero con este ya pensaba en la posibilidad de que llegara al público por lo cual me he exigido más.

¡Ah! que el libro también transcurre en el Somontano así que servirá de embajador de esta tierra.

-Con distribución nacional

-Sí, se podrá encontrar más allá de Barbastro o Aragón. De hecho, y como anécdota, mi anterior novela funcionó muy bien en Andalucía. Primero una edición de mil ejemplares en papel y, casi con toda seguridad, también se editará en e-book más adelante.

Estaremos con el puesto de Gráficas Editores en la feria del Libro de Zaragoza. Me gusta mucho acudir y la verdad, se me da bien, el charlar y el cara a cara con los lectores.

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.