Por Ana Pascual
Tras casi cuatro años como alcalde de la capital del Cinca Medio Álvaro Burrel hace balance de gestión de lo que ha sido su carrera política con un resultado satisfactorio. El pago de, por ejemplo, el parking de Cortés de Aragón le ha privado de la posibilidad de llevar a cabo nuevos proyectos como la construcción de una nave polivalente que espera conseguir realizar en la próxima legislatura si vuelve a contar con la confianza de los montisonenses en las elecciones del 26 de mayo. Asegura que le costó meses asumir las críticas pero que ahora su proyecto se centra en trabajar por Monzón y aceptar que siempre habrá opiniones para todos los gustos.

¿Qué balance de gestión haces de tus primeros cuatro años al frente del Ayuntamiento de Monzón?

La palabra sería satisfacción porque nuestro primer compromiso era la máxima dedicación y esfuerzo por la ciudad y creo que eso lo hemos conseguido con creces. Cuanto tienes ganas y dedicación van surgiendo las metas y se materializan los objetivos. Monzón es una ciudad de un tamaño considerable y aunque no son los mejores años en lo que respecta a las inversiones en la administración publica al encontrarnos con pagos como los casi dos millones y medio de euros del parking de Cortés de Aragón, creo que el balance sigue siendo bueno. Hemos hecho una política para todos los montisonenses y desde el equipo de Gobierno hemos intentado atender a todos los sectores aunque es evidente que aún quedan muchas cosas por hacer. En general, hemos mejorado la ciudad con nuevas instalaciones deportivas, le hemos dado más accesibilidad y hemos trabajado en su integración en el medio ambiente además de propiciar la llegada de nuevas empresas escuchando tanto a comerciantes como a empresarios. El hecho de repetir como candidato es un síntoma de que estamos contentos con el trabajo realizado pero que queremos seguir trabajando por Monzón.

¿De qué proyecto estás más orgulloso?

No me quedaría con un proyecto concreto porque no ha sido una legislatura de grandes proyectos ya que no ha habido grandes llegadas de ingresos pero poner en marcha la rehabilitación de Casa Pano es un poco el resumen de lo que nosotros hemos entendido como política municipal, es decir, invertir en el Casco histórico y utilizar los recursos que tenemos al alcance como cubrir la necesidad de ampliación de la oficina del INAEM y ubicarla en el centro para contribuir a su dinamismo. El objetivo es maximizar todas las acciones que llevamos a cabo para que tengo el máximo efecto en nuestro pueblo.

¿Cuáles han sido los peores momentos al frente del consistorio?

Sin duda, el asesinato de Rokhaya en un día tan especial como el de la lucha contra la violencia de género mientras se hacía la lectura de los manifiestos a escasos metros del suceso; aunque las sensaciones también son muy negativas cuando escuchas a empresas del municipio que están hablando de reducciones de empleados o incluso de cierres. 

¿Si volvieras a salir elegido qué obras te gustaría llevar a cabo?

Hay una obra que ya era prioritaria en esta anterior legislatura pero que no se ha podido llevar a cabo debido a la coyuntura económica y a pagos como el del parking o la devolución de un millón de euros de la redes fecales que han coartado esta gran inversión. Es evidente que Monzón necesita ya un nave polivalente que cumpla todos los requisitos de seguridad e insonorización para hacer todo tipo de eventos; ese está siendo ya el trabajo desde hace varias meses pero que tendrá que ver la luz en la siguiente legislatura con el máximo consenso del resto de partidos.

Las mayorías absolutas en estos tiempos son casi imposibles, ¿se ha hablado ya de pactos?

Aún no se puede hablar de pactos y menos en administraciones pequeñas como es la nuestra. Analizando los resultados de las elecciones municipales de 2015 yo dije que la ciudadana había optado por una opción de centro-izquierda para Monzón y fue el pacto más natural que encontré para intentar, siendo alcalde de todos los montisonenses, respetar los resultado más votados. De cara a estas elecciones, y una vez sepamos los resultados, si mi lista es la más votada (que esperamos que sea así) tendremos que ver el resto de partidos más votados para gobernar junto a una posición u otra. Bajo mi punto de vista creo que el gobierno actual ha actuado bien y creo que eso se trasladará a los votos de las elecciones del próximo 26 de mayo.

En la lista presentada por el PSOE de Monzón para esta candidatura ha habido algunos cambios de posición respecto a la legislatura anterior, ¿a qué se deben?

Cuando haces una lista tienes que analizar la disponibilidad de los candidatos y creo que para que un proyecto perdure, como es el del caso del Partido Socialista, tiene que haber rotación y cambios de roles de las personas. He hecho la lista que yo consideraba que era la más apropiada para seguir gestionando Monzón en los próximos años.

A nivel personal, ¿qué has aprendido en estos cuatro años como alcalde?

He aprendido que muchas veces da igual lo que hagas porque siempre va a haber alguien que considere que eso está mal. Cuesta asumir que lo que tú crees que puede ser totalmente positivo para la ciudad cabe la posibilidad que otros lo critiquen, fue algo que, como alcalde, me costó unos meses asumir. Hoy en día, con el altavoz que dan las redes sociales, es muy fácil verter críticas e incluso mentiras y medias verdades y, al final, duelen y cuestan asumirlas. Tomé la decisión de usar las redes como un medio de comunicación para contar lo que estamos haciendo desde el Ayuntamiento de Monzón y para recibir peticiones o sugerencias de todos los ciudadanos pero nunca entraré en los debates de, por ejemplo, Facebook que considero que no llevan a ninguna parte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.