Por Ana Pascual
El montisonense Antonio Raluy es desde enero el nuevo presidente de la Junta de cofradías de Monzón. Nos explica algunas de las novedades de esta Semana Santa y lo que supone ser para él miembro cofrade. 

Es tu primer año al frente de la Junta de cofradías de Monzón, ¿cómo lo afrontas?

El nombramiento oficial fue en enero y la primera junta tuvo lugar en febrero, con la Semana Santa ya “encima”, así que continuamos con lo realizado en años anteriores. El resto de miembros han sido de gran ayuda y me están haciendo la labor más sencilla. Tomo el cargo con mucho respeto y responsabilidad porque se trata de liderar una asociación que engloba a muchos cofrades y cofradías, con su forma de ser y sus costumbres y hay que velar por lo mejor para ellas de la mano de la parroquia y de la diócesis.

¿Hay alguna novedad para esta Semana Santa en Monzón?

Esta Semana Santa podría decirse que tiene una gran novedad en lo que a actos se refiere, la celebración de la Misa de Resurrección del domingo 21 se traslada a la plaza del ayuntamiento, suprimiendo las misas de 11 y de 12 de Santa María, San Juan y San José, para hacer una única celebración conjunta, una fiesta común. Además, en la procesión previa del Resucitado (sale de Santa Clara a las 11h) que por primera vez procesionará conjuntamente con el Cristo Resucitado la Virgen de la Alegría, a mi me hace especial ilusión poderla verla procesionar.

¿Cuáles suelen ser los actos más populares y esperados?

Para el público en general posiblemente los actos más populares o esperados sean la tamborrada (sábado 13) y la Rompida de la hora (jueves 18) por el atractivo que supone el tambor, así como el Domingo de Ramos por la tradición familiar y bendición de las palmas, y ya por último la Procesión del Santo Entierro (Viernes Santo), por la procesión que se hace, con todos los pasos procesionando a la vez, con los toques de tambores y cornetas, el silencio, respeto y emoción que se percibe…

¿Tienes la idea de incluir o cambiar alguna cosa?

Realmente a mi me gustaba como se estaba llevando a cabo la Semana Santa en estos años precedentes por lo que no hay mucho que cambiar. Lo único que podemos hacer es darle más visibilidad para que llegue a más gente el mensaje de la muerte y resurrección de Jesús de Nazaret. En este sentido, me parecía fundamental lograr unir a la comunidad cristiana de Monzón en una única celebración y además sacarla a la calle y dar testimonio de unidad y fe. En cuanto a lo que es la junta de cofradías, la idea es darle continuidad a como se hacía antes, potenciar aún más la unidad y cohesión entre las cofradías así como apoyar a las mismas.

¿Cuántas cofradías forman actualmente la junta y en cuántas personas se traduce?

Actualmente estamos siete cofradías en la Junta (Oración de Jesús en el Huerto, Ecce Homo, Nuestro Padre Jesús Nazareno, La sangre de Cristo y de la Buena Muerte, Nuestra Señora de la Piedad, Cofradía del Santo sepulcro, Nuestra Señora de los Dolores), a la que asisten dos miembros por cada cofradía más el presidente. Este grupo de gente estamos representando a los alrededor de 850 cofrades que estamos en Monzón

¿Qué supone formar parte de una cofradía? 

Para algunos es juntarse para tocar con la banda y procesionar en Semana Santa, para otros es devoción a un paso, una Virgen, una figura, con el significado que tiene, para otros una tradición familiar, para otros ser partícipes de la la muerte de Jesús y su sufrimiento a través de un paso, ….  En cualquiera de los casos sí es cierto que detrás hay un sentimiento de pertenencia a una comunidad, a unos valores de unidad, esfuerzo y colaboración que yo creo que es lo engancha a la gente sean o no conscientes que detrás de todo ello está Jesús.

¿Cómo animaríais a alguien a sumarse a una cofradía?

Simplemente le aconsejaría a la gente que el que sienta curiosidad o admiración por algún paso no tenga reparos en informarse para ser cofrade para vivir esa admiración desde dentro.

¿Cuál es para ti el acto más emocionante?

Como cofrade que soy, sin duda alguna, el traslado que hacemos el Lunes Santo desde la iglesia de San Juan hasta la catedral de Santa María por ser un acto propio que siempre es especial y emotivo, así como la procesión del Santo entierro en la que de una manera conjunta como comunidad cofrade recordamos la pasión y muerte del Señor Jesús en una procesión y homenajeamos su Santo Entierro en la plaza Mayor.

Como católico practicante, todos y cada uno de los momentos de la Semana Santa que vivo como miembro de la Oración de Jesús en el Huerto de Getsemaní: la Hora Santa del jueves por la noche en Santa María y la rompida de la hora que se hace en la plaza al acabar dicha Hora Santa, por la relación directa que tienen estos dos actos con mi paso y el significado que tiene desde el punto de vista religioso. Luego, por descontado, la Vigilia Pascual o la Misa del Resucitado, que son lo realmente importante de la Semana Santa, el momento en el que Jesús Resucita.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.