Unidas Podemos apuesta por recuperar los saltos hidroeléctricos cuyas concesiones caduquen para que su gestión sea pública

0
56

Como medida número 5 en el programa electoral, Unidas Podemos propone recuperar de forma automática saltos y centrales hidroeléctricas que vayan a caducar su concesión. Esto permite complementar la producción eléctrica cuando otras tecnologías renovables tengan valles, proteger la salud ecológica de nuestros ríos y garantizar el riego, el control de las crecidas y el suministro de agua potable sin que interfieran intereses económicos espurios, así como compensar a los territorios que soportan las centrales y sufren las consecuencias de la desigualdad territorial de nuestro país.

Kia mayo entre noticias

Así la han defendido el candidato al Congreso de Unidas Podemos-Alto Aragón en Común por Huesca, Daniel Fernández, y el candidato al Congreso de Unidas Podemos por Lleida, Jaume Moya, en Lafortunada (Huesca) donde hay un salto hidroeléctrico gestionado por Acciona aunque está en proceso de reversión porque su concesión lleva tiempo caducada. Aquí también han apostado por la necesidad de crear una empresa pública de energía que asumirá la explotación de las centrales hidroeléctricas cuyas concesiones vayan caducando.

Para Daniel Fernández, los saltos hidroeléctricos están modificando los ríos e impidiendo que otro tipo de empresas relacionadas con el turismo se asienten y dinamicen el territorio. Por ello, ha reclamado que “todos los saltos hidroeléctricos, cuyas concesiones finalicen en los próximos años, pasen a ser de gestión pública y los beneficios reviertan en el territorio”. Con esta medida, junto a la rehabilitación de las viviendas para que sean más eficientes en el ámbito energético, podría reducirse un 50% la factura de la luz, ha asegurado.

Por su parte, Jaume Moya ha expresado que desde Unidas Podemos se apuesta por la creación de una empresa de energía pública. “Una de las claves de nuestras propuestas en desarrollo económico es el horizonte verde, que pasa sobre todo por el control público de la creación de energía y esa oportunidad viene de la recuperación de los saltos y centrales hidroeléctricas. Esta empresa pública conseguirá también ser una herramienta de lucha contra la pobreza energética, permitirá crear un trabajo de calidad y vinculado a la preservación del medio ambiente y puede servir para frenar el despoblamiento rural”, ha dicho en Lafortunada.

Junto a la empresa pública eléctrica, la Vicepresidencia de Transición Ecológica y Nuevo Modelo Industrial y el Banco de Inversión para la Transición Tecnológica y Económica (BITTE) serán un agente esencial a la hora de emprender la transformación. Así, esta empresa desempeñará un rol activo en la instalación de energías renovables, empujará hacia la transformación del mercado eléctrico y hará posible que cumplamos los objetivos fijados. Dada la importancia de estos fines, también se ocupará de implementar una factura de la luz más baja y de garantizar que nadie sufra pobreza energética. Al mismo tiempo, trabajará de forma coordinada con las empresas públicas municipales que se han creado o que se puedan crear para la comercialización y la gestión de su propia energía. 

Por último, Moya ha recordado que su grupo parlamentario en el Congreso de los Diputados fue el primero en reclamar “transparencia” para estos saltos hidroeléctricos y en solicitar la fecha de finalización de las concesiones privadas. “Nos quedamos solos en esta petición”, ha recordado y ha señalado que lo volverán a intentar en la próxima legislatura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.