Por Lola Gª Casanova

La Asociación CAUM de Berbegal toma su nombre de un antiguo asentamiento situado en la vía romana que unía Ilerda y Osca. Quedó registrada oficialmente el 11 de noviembre de 2000. A ella pertenecen 341 socios de todas las edades que participan en las diversas actividades que jalonan el año, una asociación que impulsa la vida cultural y social de la villa. VIVIR conversa con su presidenta, Guillermina Barrabés.

-El pasado día 1 de mayo celebraron el Día de la Asociación.
-Hasta ahora esta jornada coincidía con el Día de Aragón, porque así también celebrábamos el día de la comunidad, pero como este año san Jorge caída un poco raro decidimos trasladarlo al día 1. Organizamos una misa de campaña y comida campestre que nos trabajamos miembros de CAUM en la ermita de Santa Águeda. Fue una jornada muy bonita.
-¿Qué aporta CAUM?
-Da vida al pueblo, que nos reunamos. Cada uno disponemos de nuestro hueco, me refiero al Ayuntamiento, la Comisión de Fiestas, la Asociación Amigos de las Cruces… Con respeto y organización todos contribuimos a animar Berbegal. En estos sitios pequeños considero indispensable el apoyo de unos a otros. Nosotros echamos una mano a quienes nos la piden y debo decir, que nos sentimos respaldados por el Ayuntamiento, no podemos desdeñar su apoyo.
-Lleva en la presidencia algunos años.
-Me gustaría que hubiera relevo porque creo que los cargos deben renovarse, pero hoy en día parece que cuesta involucrarse. Sin embargo, la gente responde a las actividades y la junta de CAUM somos una piña. Yo, en este cometido, tengo muy presente a Marisa Revilla. Ella era muy de aquí, tiraba mucho y de ella aprendí.
-Porque usted no nació en Berbegal.
-Vengo de Algayón y viví unos años en Binéfar de donde es mi marido. Pero a Berbegal me adapté desde el primer momento. Me gustan los pueblos y aquí la gente es acogedora.
-¿Qué actividades organizan?
-La visita del paje real el 1 de enero. Una chocolatada el día de san Antón, en enero, además hace unos años recuperamos el juego de la aduana para esta festividad. Aportamos el Encuentro de Bolillos para la feria de Pascua que organiza el Ayuntamiento. Y en verano, cuando han acabado las fiestas de julio, disfrutamos del grueso de las actividades. Se trata del programa más extenso aprovechando el buen tiempo y que están los de fuera. Es, en este tiempo, cuando, entre otras propuestas, realizamos el viaje cultural en el día y el concurso de tapa que lleva el nombre de Marisa Revilla. Y para despedir el verano, se organiza una cena con actuación.
-Las actividades de CAUM se abren a todo el mundo.
Por supuesto, pero como es lógico, si uno no es socio deberá pagar un precio simbólico si no ¿de qué serviría ser socio?
-¿Qué le ha aportado presidir CAUM?
A mí me gusta el contacto con la gente, cambiar impresiones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.