La iglesia de Villarrué pide salir de la Lista Roja del Patrimonio

0
102

Los vecinos de Villarrué, pequeño núcleo de población dependiente del municipio de Laspaúles, solicitan la salida de su iglesia parroquial de San Esteban de la Lista Roja del Patrimonio toda vez que se han llevado a cabo hace unos meses unas reformas que han conseguido solucionar los problemas estructurales y de cimentación que amenazaban gravemente a este coqueto templo románico que preside el caserío de una localidad que, edificada a 1534 metros sobre el nivel del mar, es la más alta de la provincia de Huesca.
La iglesia se incluyó en la lista roja el 18 de julio de 2013 después de que unos trabajos de reforma realizados en la década de los ochenta derribaran la sacristía y la casa-abadía, que tapaba el ábside. Estas obras originaron el deterioro de las bases en que se aposenta la iglesia y obligaron a que fuese apuntalada años más tarde, una imagen que alertaba sobre el gravísimo riesgo que corría la estructura.
Hace ahora un par de años se acometieron una serie de reformas que han frenado las grietas y el peligro de hundimiento del templo y, en espera de una reforma definitiva ahora menos imperiosa, se ha adecentado también su exterior y se ha podido abrir al culto. También se han eliminado los cables e instalaciones eléctricas que habían sido adosados a los muros de la iglesia que luce ahora como lo que es; una auténtica joya del románico pirenaico.
La iglesia fue consagrada en 1143, así lo constata su acta de consagración que se conserva en el Museo Diocesano de Barbastro, esta fecha concuerda muy bien con su estilo arquitectónico de supervivencia en pleno siglo XII de las formas lombardas, cuya construcción fue influenciada sin duda por Santa María de Alaón.
De reducidas dimensiones, presenta nave única y ábside semicircular con fachadas de sillarejo irregular, de gres rojo del país, colocado en hiladas sobre gruesas capas de mortero. Hay puertas de arco de medio punto, doveladas, estrechas y tapiadas, en los muros norte y oeste. El ábside, levantado sobre un doble zócalo y de notable altura, muestra una cuidada decoración a base de arquillos lombardos sobre los que corre una franja de pequeñas piezas de losa tresbolilladas que forman ajedrezado y tiene en el centro una ventana de medio punto de doble derrame.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.