La Reserva Natural de Montrebei pone trabas a la navegación en el embalse de Canelles

0
70

La decisión de la dirección de la Reserva Natural Parcial de “Noguera Ribagorçana-Montrebei”, que controla buena parte de la orilla ilerdense del embalse de Canelles, de suspender de forma inmediata y sorpresiva el embarque y desembarque de naves en los embarcaderos ubicados en la parte catalana del pantano ha ocasionado una gran inquietud en las empresas especializadas que operan en esta zona con gran afluencia turística debido al enorme tirón entre los excursionistas del Camino Natural de Montfalcó.
Joan Pascual, responsable de la empresa Mont-rebei Explora que ofrece viajes en catamarán por Canelles explica que la dirección de la Reserva natural les comentó la semana pasada la prohibición de utilizar los caminos de acceso a los pantalanes de la orilla izquierda que se encuentran dentro del dominio de la Reserva Natural lo que, de facto, inutiliza estos muelles y supone un duro golpe al servicio que realizan estas empresas de traslado de excursionistas entre ambas orillas del embalse. «Ha sido una decisión inopinada y hemos tenido que paralizar un par de servicios importantes y con notable demanda que hemos venido ofertando hasta ahora», reconoce Pascual señalando que la prohibición llega «en mitad de la temporada» cuando ya se habían tramitado numerosas reservas incluso en julio y agosto «que ahora se están anulando».
Esta situación afecta especialmente a todos los transportes de senderistas con origen o final en la parada de La Masieta que las empresas han debido interrumpirlos de forma inmediata. De momento, esta situación repercute sobre todo en los transportes en catamarán que cruzan el embalse, un servicio que se ha hecho muy popular y cuenta con una notable demanda, aunque todo parece indicar que también puede conllevar la prohibición de que los piragüistas atraquen en los muelles de la Reserva. A quienes no afecta es a los que, saliendo desde la orilla aragonesa, realizan el recorrido por las aguas del embalse y vuelven al pantalán de origen o a los servicios que permiten cruzar Canelles desde o hacia el embarcadero ilerdense de Corsá, que se encuentra fuera de la zona de la Reserva Natural, aunque es mucho menos utilizado que los incursos en la prohibición de utilizar los accesos.
Enterados de la prohibición, los responsables de las empresas están realizando una campaña de información a los clientes que ya habían reservado el servicio y a los que lo demandan explicando el motivo de la suspensión del servicio. «Hemos tenido que hacer una nota pública en las redes sociales porque algunos clientes han llegado a pensar que se trataba de una excusa por nuestra parte», comenta Pascual quien considera «muy preocupante» tanto la situación generada por la prohibición de utilizar los muelles como el momento elegido para llevarla a cabo.
Este empresario entiende que la prohibición de usar los senderos de acceso a los muelles en la Reserva «puede ser discutible y objeto de negociación buscando alternativas viables», pero lo que no comprende es el momento elegido para hacerla efectiva «sin una notificación previa, sin consultar con los afectados y a estas alturas de la temporada, cuando ya tenemos muchas reservas y esta decisión nos causa un daño irreparable».
Los responsables de las empresas de navegación en el pantano tienen previsto mantener este miércoles una reunión con los responsables de la comarca del Pallars-Jussà en la que solicitarán alternativas a esta decisión «aunque sean provisionales» que intenten minimizar el impacto de una decisión que, consideran, «se ha tomado sin tener en cuenta las consecuencias».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.