Benasque celebra un Seminario Internacional sobre viajes, memorias e identidades

0
72

Una veintena de profesores e investigadores de las Universidades de Zaragoza, Lérida, Paris 13, Nantes, País Vasco, Lausanne, Jaén y La Laguna participan este jueves, viernes y sábado en el Seminario Internacional “Viajes, memorias, identidades” que se celebra en Benasque organizado por el Grupo de Investigación DICLEF de la Universidad de Zaragoza.
El Palacio de los Condes de Ribagorza será el escenario de la presentación de las diversas ponencias de un Seminario abierto al público que aborda el tema del viaje como descubrimiento y como memoria, pero también como relato de lo contemplado, lo vivido o lo imaginado en el que el viajero proyecta, consciente o inconscientemente, sus predisposición, sus juicios y prejuicios o su intento de objetividad a la hora de reflexionar sobre lo vivido en el proceso.
Según apunta el catedrático zaragozano Fidel Corcuera, uno de los organizadores del encuentro benasqués, el Seminario propone con las ponencias presentadas profundizar en la tolerancia mutua y el aprecio de gentes de ámbitos diversos –en esta ocasión, fundamentalmente, de la cultura francófona e hispánica- «desde algunos puntos de vista en campos como el literario, el político o, puramente, en el de la aventura del viaje y del choque de las identidades».
Aspectos como la situación creada en Francia por la movilización de los “chalecos amarillos”, el análisis del cine de Fernando León de Aranoa, las experiencias personales de diversos viajeros, la necesidad de borrar las fronteras textuales y culturales, la creación literaria en torno al viaje de autores como Houellebecq, Saint-Exupéry o Verne, o los sesenta años de la publicación de “El segundo sexo” de Simone de Beauvoir serán algunos de los asuntos abordados en este Seminario que en la jornada del viernes se centrará más específicamente en temas relacionados con el espacio canario, andaluz y pirenaico y que tendrá como colofón el sábado el acercamiento a los pasos tradicionales del Puerto Viejo, el de La Glera, el de Benasque y el de La Picada que han unido históricamente el Valle de Benasque con el vecino Valle de Luchón.
Los organizadores señalan que el relato del viaje, que plasma una mirada externa –y la divulga- sobre espacios, individuos y grupos, puede dar lugar así a la toma de conciencia de una identidad tanto por parte del viajero, que comparte su experiencia, como por parte de las personas que conforman el espacio relatado. Un relato que puede constituir un documento «precioso» -aunque no necesariamente objetivo- para el conocimiento de una realidad alejada en el tiempo o de su percepción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.