Chía busca gerente para su bar y tienda social

0
561
Edificio servicios múltiples de Chía (Foto: Servicio especial)

El ayuntamiento de Chía, una pequeña localidad ribagorzana del Valle de Benasque situada a los pies de la majestuosa sierra a la que da nombre, anda buscando un gerente para el bar y la tienda social del pueblo, un negocio que los vecinos consideran «importantísimo» para mantener la cohesión vecinal y la vida social en el pueblo.
Así lo reconoce el alcalde, Enrique Barrau, quien comenta que quienes lo han regentado hasta hace unas semanas se han jubilado y por eso se ha hecho necesario buscar unos nuevos titulares para un negocio «muy necesario» en el día a día de las gentes de Chía y que tiene un evidente potencial ya que la localidad, situada en una zona de innegables valores paisajísticos y con una notable riqueza patrimonial y medioambiental, está empezando a experimentar un remarcable desarrollo en diversos ámbitos.
El consistorio publicaba hace unas fechas el anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia garantizando a los adjudicatarios la asunción a medias por parte del ayuntamiento de los gastos del bar y del comercio y ofreciéndoles una vivienda situada en el mismo edificio –con dos habitaciones, cocina, comedor y baño- por un alquiler de 70 euros al mes.
«El bar –comenta Barrau- es punto de reunión de todo el pueblo y la tienda ofrece un servicio de primera necesidad lo que hace que ambos sean muy viables económicamente para quienes los regenten y, además, son susceptibles de ir ampliando su oferta». El alcalde reconoce que, desde que están cerrados tras la jubilación de sus anteriores gerentes, se ha perdido un tanto la vida social en el pueblo y que él mismo lleva ya varios días sin ver a convecinos con quienes se suele juntar a diario en el local.
Bar y tienda ocupan los bajos de un recoleto edificio polivalente situado en la Plaza Mayor y en el que comparten espacio con el salón social, la oficina del Ayuntamiento y el consultorio médico de la primera planta y las dos viviendas existentes en la segunda planta.
Barrau considera que este tipo de negocios «sociales» deberían ser apoyados más decididamente por las distintas administraciones por lo que tienen de factor de mantenimiento de servicios básicos y por facilitar la viabilidad de localidades en que su ausencia «se convierte en una razón más para la despoblación». Y sobre los requisitos que se solicitan de los nuevos regentes, el alcalde considera que «si es un matrimonio con hijos, mejor que mejor, pero no es imprescindible», que lo que valoran especialmente es que tengan seriedad y voluntad de dar un servicio «prioritario para vecinos y también para visitantes» y que quieran integrarse en la vida local «con el compromiso por nuestra parte de que les daremos todas las facilidades».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.