Manuel Campo Vidal será el tastador de la Fiesta de la Longaniza

0
369
Longaniceros y autoridades locales y comarcales en la presentación del nuevo tastador (Foto: Angel Gayúbar)
????????????????????????????????????

La Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus ha dado a conocer este martes el nombre del “tastador” o mantenedor de la exitosa y muy concurrida Fiesta de la Longaniza que celebrará el último fin de semana del próximo mes de julio su vigésimo séptima edición.
El popular periodista, ejecutivo, escritor, profesor y sociólogo altoaragonés Manuel Campo Vidal toma el relevo este año de la novelista Inés Plana como embajador del embutido grausino durante los próximos doce meses. Natural de la localidad literana de Camporrells, con la que se encuentra estrechamente ligado a pesar de que su familia partió siendo él joven a la emigración barcelonesa, confesaba a los longaniceros sentirse muy ilusionado con este nombramiento como tastador del popular embutido ribagorzano.
Por su parte, los representantes de la Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus han hecho público durante el acto de presentación del nuevo tastador el «gran honor y lujo» que supone la aceptación de Campo Vidal como representante de la longaniza. Así mismo, han adelantado una de las grandes novedades de la nueva edición de la Fiesta que será la celebración de un concurso de escaparates y balcones, ornamentados con motivos relacionados con el festejo, dotado con sendos premios de 150 euros.
La figura del tastador se incorporó a la Fiesta de la Longaniza en 2011 con la intención de vincular a destacadas personalidades de los más diversos ámbitos y relacionadas con Ribagorza con la imagen de este sabroso embutido que se ha sabido convertir en una referencia gastronómica de primer orden. Según los responsables de las firmas Aventín, Melsa y Maella -las tres que conforman la Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus-, era históricamente un personaje muy importante en el ámbito familiar ya que era el encargado de dar el punto de salazón a la carne que se consumía durante todo el año y esa importancia es la que se pretende reivindicar en esta nueva andadura ahora como representante plenipotenciario del embutido más característico de la gastronomía ribagorzana y de una fiesta que, recalcaron, es patrimonio de todo el territorio.
Como recuerda José Luís Romeo, de casa Melsa, sobre el origen de los tastadores «tastar es gustar con el paladar los alimentos y, en el Pirineo, cuando antiguamente se hacía el mondongo tras la matacía había una figura que, por sus conocimientos o por su prevalencia, cocinaba en un pequeña sartén de mango largo una pequeña muestra, la tastaba y si era necesario la rectificaba de sal y especias».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.