Por Lola Gª Casanova

Antes de las fiestas patronales de Graus en honor del Santo Cristo y san Vicente Ferrer,  la nueva alcaldesa de Graus, Gemma Betorz, nos desgrana las ideas que van a marcar su mandato como desarrollar actividades vinculadas con el río y el pantano.

-Lidera por primera vez la candidatura del PSOE y ¡alcaldesa!

-No se crea, aún no me acabo de hacer a la idea. Ser alcaldesa es, ante todo, un orgullo por poder representar a un pueblo como Graus y a sus gentes y también pesa mucho la responsabilidad. El funcionamiento de la administración, su lenguaje lo conozco por mi trabajo. Sin embargo, conceder entrevistas, hablar en público… esta parte me cuesta un poco más, la verdad.

– Usted lidera un grupo de gobierno con tres partidos: PSOE, PAR y Podemos.

– La necesidad de pactos para gobernar es el fruto de los resultados electorales, no sólo aquí en Graus. En Graus ha existido entre nosotros buena sintonía, desde que estábamos en la oposición.

-Cuando la gente le para por la calle ¿qué le dice?

-Me sugieren que atendamos bien a los vecinos, que se les escuche. La mayoría se acercan con pequeñas cosas que les afectan y también muchos para animarnos a trabajar por Graus.

– Y, ¿cuáles van a ser sus prioridades?

– El desarrollo económico y no perder población. Nuestro objetivo es coordinarnos con otras instituciones para captar fondos y emprender nuevos proyectos. Por ejemplo, pretendemos impulsar el vivero de empresas que ya existe pero, que en la actualidad languidece y a trabajar en un plan de riberas. Existe en Graus una tradición vinculada a los deportes de agua. Disponemos de río y pantano así que pretendemos adecuar las riberas para actividades ligadas al agua. El río debe convertirse en motor económico y ofrecer otra imagen de Graus.

-Graus cuenta con muchos núcleos.

-Esto complica la gestión porque debemos atenderlos y a veces, no se puede llegar a cubrir todas las necesidades. De ahí que, para proyectos de mayor envergadura como los que he nombrado, debamos salir fuera a financiarnos. Con los ingresos ordinarios de los Ayuntamientos sólo puede atenderse el día a día.

-Los puntos fuertes de Graus ¿son?

-La agroindustria, incluyendo la agricultura, la ganadería y la transformación agroalimentaria y por supuesto el turismo, tenemos un enorme potencial, con muchísimos recursos patrimoniales y naturales. Con respecto al patrimonio, creo que no se conoce lo suficiente. De tal modo que, una de nuestras tareas, será promocionarlo y darlo a conocer.

-Ahora que nos acercamos a las fiestas de Graus. ¿Qué le gusta?

-Elegir es difícil porque nuestras fiestas son increíbles, pero para mí el acto más especial es ir a esperar a los gaiteros de Caserras al puente. Siempre, desde pequeña con mis padres, ha sido mi acto preferido, a pesar del “ruido” de los trabucos. Subir en procesión y escuchar el canto de la primera albada.

-En las fiestas la principal autoridad es el prior, pero en la Mojiganja se meten con los políticos.

– Hay tomárselo con humor, y pasar por ello. Este año en el que ha habido varias convocatorias de elecciones supongo que tendrán un papel relevante en la Mojiganga.

-En unas celebraciones tan tradicionales ¿puede disfrutarlas un forastero?

– Sin lugar a dudas. En pocos sitios se puede disfrutar de actos tan solemnes como las procesiones o el baile de los dances con el punto irreverente que aportan los cabezudos.

-¡Uy! Los cabezudos a veces se pasan un poco.

-Así es, en ocasiones se exceden un poco, pero si no lo hicieran no serían los cabezudos de Graus.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.