Gran animación en el segundo Día Grande en las Fiestas de Graus

0
103
Los cabezudos y caballez tienen un especial protagonismo en muchos de los actos de la fiestas (Foto: Angel Gayúbar)

Las nubes que acompañaron amenazadoras buena parte de la jornada no fueron óbices para restar brillantez al segundo día grande de las fiestas de Graus, la festividad del Santo Cristo, que volvió ayer a llenar las calles de esta villa ribagorzana de una gran cantidad de personas deseosas de sumarse a las que son una de las fiestas más participativas de toda España.
Como el pasado día 13, y aprovechando además el comienzo del fin de semana festivo para muchos grausinos de la emigración, habituales de los festejos y visitantes ocasionales atraídos por su fama que no habían podido estar en las jornadas previas, centenares de personas acompañaron la procesión del Santo Cristo, se agolparon después bajo los soportales de la Plaza Mayor siguiendo las evoluciones de los danzantes y arroparon con su presencia la comunión anual que mantiene Graus con sus tradiciones más queridas. Capítulo aparte merece la actuación de los cabezudos –siempre paralela a las evoluciones de los danzantes- que montaron ayer y anteayer sendos espectáculos en clave de parodia varias de las noticias y situaciones vividas en los últimos meses tanto a nivel local como nacional.
La jornada, no obstante, se inició con los comentarios sobre la representación de la Mojiganga celebrada la noche del pasado miércoles y su profunda carga de ironía y vocación transgresora.
El programa de este sábado estuvo marcado de nuevo por la actuación de los mozos danzantes y por la previa y multitudinaria procesión del Santo Cristo –conocida en Graus como la “procesión larga” por su recorrido- que inició un denso programa festivo. Otro de los momentos álgidos de la jornada fue el de la celebración por la tarde de la “Pllega” que discurrió por las calles grausinas con los cofrades del Santo Cristo solicitando una colaboración para el mantenimiento de las actividades de la cofradía y otorgando a cambio el popular “cordoné” festivo mientras los danzantes interpretan el baile de los palitroques. El canto nocturno de las albadas fue ayer otro de esos instantes mágicos en unas fiestas repletos de ellos.
Y es que estos grausinos son unos festejos singulares no tanto por los elementos que los conforman –que de alguna manera pueden darse en otras fiestas celebradas en la geografía aragonesa- sino por la suma de todos ellos en un conjunto armónico y complejo como pocos; en una gran representación en la que los habitantes de la localidad ejercen como gozosos intérpretes de un libreto siempre idéntico y siempre renovado.
Las fiestas grausinas concluyen hoy con, de nuevo, un apretado programa de actividades en el que la comarca de Ribagorza acapara el protagonismo. La entrega de los premios Calibos –que reconocen el esfuerzo de personas e instituciones en pro del desarrollo del territorio ribagorzano en distintos ámbitos sociales, económicos y culturales- marcará el momento culminante de este día en el que se ha programado un esperado concierto de La Ronda de Boltaña que traerá a Graus las canciones de su reciente último disco y que verá la cabalgata nocturna fin de fiestas y la quema de un monumental castillo de fuegos artificiales como colofón de los festejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.