La experta en Nutrición, Natalia Barrachina, participó en la feria agrícola y ganadera de Los Monegros, FEMOGA en Sariñena, con una charla sobre comer correctamente.

Explicó que “tenemos que hacernos responsables de nuestra alimentación, no podemos dejarla en manos de la publicidad, de los medios de comunicación ni de las emociones, que muchas veces nos arrastran, y para corregir esto tenemos que ser conscientes”. Barrachina habló sobre alimentación emocional, que es aquella en la que “utilizas la comida de manera inconsciente, como un bálsamo que te ayuda a liberar, apaciguar o enmascarar eso que estás sintiendo y no sabes cómo gestionar”. Según la experta, “los alimentos que suelen apetecer en esos momentos son procesados que producen un efecto efímero y repercuten negativamente en la salud”.

Algunos ejemplos de alimentación emocional serían el “asaltar la nevera cuando te aburres o tienes ansiedad, premiarte con un pastel cuando has tenido un día duro o cuando nada te sale como deseas. El hambre aquí es la manifestación física de una emoción que está pidiendo ser atendida”, ha señalado.

Para Barrachina, “no se trata de hambre física si te salta de manera repentina o urgente, o si es hambre de algo en concreto o si después de comer, te asalta sentimiento de culpa”. Es necesario, según la experta que, en caso de hambre emocional, se trate de identificar la situación que lo provoca, porque “en el momento en que le ponemos nombre a esa preocupación, se empieza a difuminar”. A la hora de ponerse manos a la obra, Barrachina ha facilitado unos indicadores de emociones básicas y de alertas y alternativas a la comida. Entre ellos, si la emoción es de miedo, nos alerta de falta de recursos y deberíamos buscar algo que nos dé confianza. Otras emociones serían enfado, asco, alegría, sorpresa o tristeza. “Muchas veces la alimentación emocional no es esporádica, sino que acaba dictando un patrón alimenticio y esto no podemos dejarlo en sus manos”, ha señalado.

Barrachina también ha ofrecido pautas para mejorar la alimentación. En concreto, ha destacado diez: eliminar tóxicos y excitantes, reducir el consumo de azúcares refinados, evitar productos procesados, moderar el consumo de carne y derivados, priorizar alimentos de origen vegetal, cubrir las necesidades de agua y fibra dietética, asegurar un correcto aporte de proteína, comer con hambre y beber con sed, saborear y masticar los alimentos y, por último, una correcta distribución en el tiempo, con cenas tempranas y ligeras y desayunos completos. Una información que está ampliada en su web www.comeconsentido.com

Esta charla fue una de las actividades organizadas desde la Comarca de Los Monegros con motivo de la celebración de FEMOGA 2019.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.