Martí Vigo deja momentáneamente la alta competición

0
34
Martí Vigo(Foto: Servicio especial)

El joven esquiador olímpico ribagorzano Martí Vigo ha anunciado su intención de abandonar temporalmente la alta competición. Unos días antes del comienzo de la temporada 2019-2020, el fondista de Sesué ha confirmado su decisión de parar el «ritmo frenético» de concentraciones, viajes y pruebas que ha vivido en los pasados años para dedicarle más tiempo a sus estudios, familia y amigos.
«Han sido unos años muy activos, muy movidos, en los que no he parado», comenta reconociendo que en los últimos meses, coincidiendo con varios problemas de salud que han mermado sus prestaciones, «no estaba lo suficientemente motivado» como para afrontar con éxito las enormes exigencias de la competición al máximo nivel.
Por ello se ha planteado tomarse un año «un poco más relajado» en el que, sin abandonar los entrenamientos para mantener la forma y la capacidad competitiva «aunque tomándomelos de una manera algo menos absorbente», poder hacer más vida familiar con su madre y con su hermana y disfrutar de la compañía de sus amigos. «También me ha empujado a esta decisión el hecho de que este curso de la carrera de Fisioterapia que estudio en Lérida tiene unas asignaturas más prácticas que el anterior, con actividades presenciales que exigen mi presencia en las aulas», explica Vigo.
La decisión, reconoce, «no ha sido fruto de un calentón» sino muy meditada. «Llevaba ya tiempo dándole vueltas pero no fue hasta hace un par de semanas que decidí dar el paso definitivo y comunicárselo al equipo», señala el esquiador ribagorzano que apunta que este paso «a un lado» no significa necesariamente su abandono definitivo de la competición de élite y que espera en este impasse recuperar motivación y sensaciones para poder volver a disfrutar practicando el esquí al más alto nivel.
A sus 21 años, Martí Vigo considera que «es muy pronto» para plantearse una retirada en un deporte, el esquí de fondo, «apasionante y con el que he vivido unas experiencias increíbles», en el que la madurez de sus practicantes suele llegar bien avanzada la veintena o ya en la treintena. «Nunca se sabe, igual el año que viene he cargado pilas y estoy de nuevo ahí al 200 por 100, compitiendo al máximo en el circuito internacional», señala. Hasta entonces, confirma su voluntad de seguir entrenando y su disponibilidad para participar en campeonatos autonómicos y nacionales mientras espera la caída de los primeros copos de nieve practicando ciclismo por las carreteras y pistas del Valle de Benasque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.