La Borda Albar, nuevo espacio museístico en Benasque

0
122
La Borda Albar acogerá el nuevo espacio museístico benasqués (Foto: Angel Gayúbar)

El ayuntamiento de Benasque pretende crear en breve un nuevo museo en esta villa pirenaica que muestre las importantes colecciones de escultura, pintura y cerámica aragonesas de los siglos XI al XVII y de juegos, juguetes y títeres de los siglos XIX y principios del XX que ha conseguido reunir a lo largo de su vida el notario Javier Santos Lloro, estrechamente vinculado con la localidad.
Santos Lloro ha hecho con ellas una cesión al consistorio benasqués para su muestra al público y ello ha agilizado el proyecto de rehabilitación de la conocida como “Borda Albar” para acoger parte de estas colecciones. A tal fin, el ayuntamiento acaba de publicar la licitación del proyecto básico y de ejecución de esta rehabilitación «para espacio museístico» con un presupuesto base de licitación de 130.590,69 euros y espera la próxima adjudicación de los trabajos.
El alcalde de Benasque, Ignacio Abadías, apunta que el proyecto que se baraja es el de adecuar parte de las dependencias del palacio de los condes de Ribagorza a este fin y sumar el espacio de la borda, una vez remozada, para acoger el conjunto expositivo. «La rehabilitación prevista pretende aprovechar su gran altura y crear dos plantas con un forjado intermedio duplicando la actual superficie de unos 125 metros cuadrados», explica.
Abadías recuerda que las colecciones cedidas por Santos Lloro tienen una importancia y calidad artística e histórica «más que notable» y que técnicos de la DPH se encuentran en estos momentos realizando un catálogo razonado de parte de las piezas que van a ser expuestas en Benasque. «Sin duda se trata de una colección interesantísima cuya exposición en nuestra localidad potenciará sensiblemente nuestra proyección cultural y turística», sostiene el edil.
La Borda Albar se alza contigua al monumental palacio de los condes de Ribagorza, de cuyo conjunto estructural forma parte desde hace siglos. La reforma integral del palacio concluida en 2008 también incluyó una actuación en esta borda en la que se sanearon techumbres y fachadas. Según recuerda el arquitecto Sixto Marín, el edificio «no era sino una casa señorial reconvertida en borda para el resguardo del ganado los meses de invierno». El proyecto de rehabilitación contemplaba inicialmente su vaciado y la reinstalación de una estructura de madera para soportar un futuro forjado. Finalmente, antes del inicio de las obras se decidió aligerar esa estructura intermedia pero la necesidad de contar con un mayor espacio expositivo ha hecho necesario recuperar ahora y reactualizar el proyecto original.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.