Últimos días para presentar trabajos medioambientales a los premios Félix de Azara

0
117

El próximo jueves, 31 de octubre, finaliza el plazo para formalizar las candidaturas a la XXII edición de los Premios Félix de Azara que cada año convoca la Diputación Provincial de Huesca con la idea de apoyar el trabajo dirigido a proteger el entorno natural y favorecer la vida rural. Estos son algunos de los valores que definen al colectivo de guardas de refugios de montaña que este año recibirá la máxima distinción en materia de medio ambiente de la provincia.

kia nuevo XCeed noviembre 2019 noticias

Dotada con un total de 37.000 euros, esta convocatoria que cuenta con premios, becas y ayudas a la edición se abre a los diferentes sectores de la sociedad, desde los más jóvenes, pasando por empresas y entidades, hasta las parcelas de investigación y divulgación. Los proyectos deberán haberse desarrollado entre el 1 de noviembre de 2018 y el próximo 31 de octubre cuando finaliza el plazo, y en todos los casos lo que se tiene en cuenta es la responsabilidad hacia el medio natural de la provincia. Toda la información para presentar electrónicamente las solicitudes se encuentra en www.dphuesca.es/felixdeazara.

Como en anteriores convocatorias, se establecen las categorías de premios de Escolares, Empresas, Entidades sin ánimo de lucro, Medios de comunicación y Fotografía, a las que suman las becas de Investigación y ayudas a la Edición. Un jurado integrado únicamente por representantes técnicos vinculadas a las diferentes áreas de conocimiento será el encargado de valorar las candidaturas.

Los últimos Félix de Azara de la Diputación de Huesca recayeron en trece iniciativas, entre los que destacaron la del colegio Santo Domingo Savio, Cadis Huesca, la empresa Agropal y Elena Puértolas, de Diario del Altoaragón, ganadores de las categorías Escolar, Entidades, Empresas y Medios de comunicación social, junto a la Escuela Politécnica de Huesca y los autores Carlos Tarazona y Javier Cortés.

Los detalles por categorías

Esta convocatoria ha ido evolucionando y dando cabida a nuevas miradas del entorno natural, pero lo que no ha cambiado es el objetivo inicial de potenciar la protección del patrimonio medioambiental desde los distintos ámbitos sociales. En el caso de los Escolares, pueden optar los centros educativos de la provincia en cualquiera de sus etapas, ciclos formativos de grado medio o superior y educación especial con trabajos realizados durante el curso escolar 2018-2019, una categoría en la que se valora especialmente la aplicación de una metodología científica.

Como se ha demostrado en anteriores ediciones, las empresas de la provincia están comprometidas con el medio ambiente y lo que se busca son trabajos orientados a lograr una gestión empresarial sostenible, con medidas de prevención de la contaminación, reducción del impacto ambiental, desarrollo de tecnologías en la producción o mejora del entorno. También se incluyen otras actuaciones destinadas a la formación, educación y sensibilización medioambiental. 

En la categoría de Entidades, tienen cabida organizaciones o asociaciones vecinales o cualquier asociación, patronato o fundación sin ánimo de lucro que lleve a cabo una labor en beneficio de la mejora del medio ambiente desde cualquier localidad altoaragonesa. Los Medios de comunicación social, por su parte, no tienen que estar ubicados en la provincia, pero sí haber publicado trabajos relacionados con la provincia o la figura naturalista altoaragonés Félix de Azara, al que rinden homenaje cada año estos reconocimientos. Se admitirá tanto lo publicado en medios impresos como en radio, televisión u otro tipo de soporte, como puede ser el digital. 

Al Premio Internacional de Fotografía que lleva el nombre de otro destacado naturalista, David Gómez Samitier, puede presentarse cualquier persona, profesional o aficionado, pero solo se aceptará una instantánea por participante. Los temas de las imágenes pueden versar sobre fauna, flora o paisaje, y bien del entorno y sus gentes del mundo rural.

Por último, las becas y ayudas van dirigidas a proyectos de investigación relacionados con el apartado medioambiental que deben ser originales e inéditos y el fomento de la edición se realiza con el impulso de publicaciones, temas y trabajos que pueden ser tanto proyectos editoriales como de autor con una dotación máxima entre ambos cercana a los 20.000 euros, con una dotación máxima de 8.800 euros para las becas y en el ámbito editorial un máximo de 4500 euros por publicación.

Para el ganador en la categoría de Escolares, se establece un premio valorado en 1200 euros en material escolar o equipamiento para el colegio, y 35 euros por cada alumno participante, hasta un máximo de 800 euros, además se contemplan dos accésits, cada uno de ellos por 600 euros, y 25 euros por alumno hasta 400 euros. Mientras que en medios, entidades y empresas existe un primer premio de 2.000 euros y otro de 1.200 y en fotografía con un primero similar (2.000€) y dos accésits de 800 euros cada uno. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.