Fomento ha iniciado las obras de acondicionamiento de la carretera N-260 entre Congosto del Ventamillo y Campo

0
394
Cartel anunciando el inicio d elas obras a lasalida de Campo (Foto: Angel Gayúbar)

El Ministerio de Fomento ha iniciado las obras de “Acondicionamiento de la N-260. Tramo: Congosto del Ventamillo- Campo”, en la provincia de Huesca, con un presupuesto de 35.660.101 euros.

La actuación consiste en el acondicionamiento y ampliación de la plataforma de la carretera N-260, actualmente de entre 4,5 y 6 m de anchura, hasta los 8 m, disponiendo sobreancho en las curvas para facilitar el cruce de dos vehículos pesados o autobuses.

Los trabajos que se han acometido en el mes de octubre principalmente son la tala, el desbroce y la limpieza para la preparación de los emplazamientos necesarios para la realización de la campaña geotécnica complementaria prevista en proyecto, cuya ejecución está prevista a partir de este mes de noviembre.

El Eje Pirenaico (N-260) es una carretera de montaña que discurre por un espacio natural de elevado interés ambiental y acusada fragilidad, por lo que el diseño de la actuación ha prestado especial cuidado a las restricciones medioambientales.

A su vez, todo el acondicionamiento se ha diseñado de tal modo que las afecciones a los usuarios durante la ejecución de las obras sean las menores posibles, compatibilizando los procesos constructivos con el tránsito de vehículos. Para ello, se está en contacto permanente con las asociaciones y Ayuntamientos de la zona, informándoles de las actuaciones que se van a llevar a cabo.

Características técnicas
La actuación incluye las obras necesarias para la ejecución del acondicionamiento de la carretera N-260 (eje Pirenaico) entre el Congosto del Ventamillo y Campo (p.k. 391,600 al 404,150), a lo largo de 11,98 km en los términos municipales de Castejón de Sos, Seira y Campo.

En este tramo, está previsto ampliar la plataforma de la carretera N-260, actualmente de entre 4,5 y 6 m de anchura, adoptando una anchura de 8 m (dos carriles de 3,50 m y arcenes de 0,50 m). El tramo incluye la ejecución de dos túneles de 265 m y 540 m de longitud, así como 7 estructuras y diversos tramos en voladizos y jabalcones para minimizar la ocupación y el impacto en las zonas más conflictivas que discurren junto al río Ésera.

En el tramo correspondiente al Congosto del Ventamillo (p.k. 388,100 al 391,600), donde por razones ambientales se conserva el trazado y la sección transversal de la carretera actual, se llevarán a cabo las actuaciones necesarias de conservación y rehabilitación del firme.

También se incluye la rehabilitación de firme en la travesía de Seira.

Un impulso para La Ribagorza
El presidente de la Comarca de La Ribagorza, Marcel Iglesias, ha mostrado su satisfacción por el inicio de estas «tan demandadas» obras. Para Iglesias, «estos trabajos implican un impulso a la comarca, ya no solo en lo que a desarrollo económico se refiere, sino también de vertebración del territorio». Y entiende que los trabajos «tendrán un impacto importante en el turismo, pero sobre todo en los habitantes de esta zona de La Ribagorza».
El presidente ribagorzano entiende que la actuación en este tramo de la N-260 «mejorará de forma sustancial la seguridad vial» en una carretera «por la que transitan a diario camiones de gran tonelaje y, en fin de semana así como en época veraniega e invernal, miles de turistas. Pero lo más importante es que los usuarios habituales de esta vía van a poder circular por ella con total seguridad en unos pocos meses».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.