Estudiantes del Campus de Huesca estudian la evolución del modelo turístico del valle de Benasque

0
71
Estudiantes del campus oscense ante un establecimiento hotelero benasqués (Foto: Servicio especial)

El modelo turístico del valle de Benasque, y su evolución actual hacia una oferta más diversificada, se convierte en objeto de estudio para los estudiantes del Máster en Dirección y Planificación del Turismo de la Universidad de Zaragoza. Durante los días 13 y 14 de noviembre, los universitarios de este postgrado, que se imparte en la Facultad de Empresa y Gestión Pública del Campus de Huesca, están trabajando, a partir de las visitas y encuentros que desarrollan en esta zona de la Ribagorza, sobre “la diversificación del producto como factor de un desarrollo turístico sostenible”.

Los alumnos, procedentes de países como China, Cuba, Francia o España, han comenzado el trabajo de campo de este caso práctico, en la mañana de este miércoles 13 de noviembre, realizando visitas técnicas a instalaciones hosteleras de la localidad. Y al Centro de Ciencias Pedro Pascual, un equipamiento científico en el que participan la universidad pública aragonesa, el CSIC, y los gobiernos de España y Aragón, entre otras entidades, que se ha convertido en factor de atracción de visitantes al valle a través de sus congresos internacionales (sólo en 2018 organizó más de 200, en los que participaron más de 12.000 investigadores de 76 países). Una mesa redonda con Eva Bizarro y Patricia Aparicio, gerente y agente de desarrollo turístico, respectivamente, de la Asociación de Empresarios del Valle de Benasque, y con promotores de diversas iniciativas turísticas, completaba el programa de la primera jornada.

La jornada del jueves 14 de noviembre, se dedicará a visitar el Centro de Interpretación del Parque Natural Posets-Maladeta, y a realizar un recorrido guiado por los senderos del valle. La selva de Conques, y las localidades de Eriste o Anciles formarán parte de esta ruta que servirá para trabajar sobre los atractivos naturales y patrimoniales de esta zona.

El valle de Benasque, explica la profesora de Máster en Dirección y Planificación del Turismo, Helena Giné, “nos permite conocer un territorio con un potente sector turístico, que está trabajando en ampliar y diversificar su oferta a través de nuevos productos, que le permitan desconcentrar su actividad de periodos y recursos concretos, mejorando así la experiencia de los visitantes y la sostenibilidad de esta actividad económica”. Además del Parque Posets-Maladeta, que incluye muchas de las cumbres más altas del Pirineo, o a la estación de esquí de Cerler, recuerda, existen en esta zona otros muchos elementos, que pueden contribuir a ese objetivo. Entre ellos cita otros enclaves naturales; la reciente creación, en 2019, del Parque Cultural Vall de Benás; un patrimonio que incluye monumentos megalíticos, edificios románicos o destacados ejemplos de la arquitectura popular; y que en su vertiente inmaterial cuenta con tradiciones como las fallas -declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco- o con el aragonés benasqués; las instalaciones museísticas existentes en diversos puntos de la Ribagorza; una variada oferta de actividades deportivas –terrestres, acuáticas y aéreas– que llegan a todo el territorio; y numerosos congresos y eventos de todo tipo que atraen ya a muchos visitantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.