Proyectos aragoneses en la Comunidad de Trabajo de los Pirineos: desde prevención de aludes a aplicaciones móviles con rutas al Aneto

0
81
El entorno del Aneto, en la imagen, centra una de las propuestas (Foto: Jorge Mayoral)

Los pasados días 27 y 28 de noviembre se ha celebrado en Jaca el XXXVII Consejo Plenario de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos, unas jornadas en las que se ha puesto en escena el trabajo realizado durante el año y donde se ha efectuado el traspaso de presidencia, que hasta ahora ostentaba Aragón, a Cataluña. Ese marco servía también para dar a conocer los proyectos que se están llevando a cabo con socios aragoneses involucrados, y que abarcan una treintena de iniciativas que incluyen infraestructuras sanitarias, la recuperación de aves necrófagas, el cambio climático, la biomedicina o la gastronomía.
En total, los 27 proyectos con presencia aragonesa -en los que participan entre otros organismos el Gobierno de Aragón, la Universidad de Zaragoza o el Centro Superior de Investigaciones Científicas- en la primera convocatoria suman un total de 58.782.230,72 euros, de los que 38.053.126,42 euros se financian con fondos Feder y, a su vez, 9.945.198,14 euros con fondos Feder Aragón. En la actualidad ya está en marcha la tercera convocatoria.
Estos son algunos de los proyectos destacados del POCTEFA 2014-2020 (acrónimo del Programa INTERREG V-A España-Francia-Andorra), del que la Comunidad de Trabajo de los Pirineos es autoridad de gestión.
El proyecto OPCC-2, dentro del Observatorio Pirenaico de Cambio Climático y que se ha desarrollado entre los meses de junio de 2016 y 2019, ha tenido por objetivo estudiar la evolución del clima en los Pirineos, analizar los impactos que se producen sobre este y determinar la vulnerabilidad de los sistemas naturales y socioeconómicos. Junto a esto, el proyecto desarrolla herramientas para adaptarse al cambio climático en este entorno.
Lo lidera el Consorcio de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos y cuenta como socios con la Universidad de Zaragoza y la Estación Experimental de Aula Dei, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Es finalista de los premios europeos Project Slam.
Dentro del Observatorio Pirenaico de Cambio Climático se pueden encontrar otros proyectos como el Clim’py, que dirige la Universidad de Zaragoza y que, a partir de una base de datos de temperatura, precipitación y cubierta de nieve de los Pirineos, hace proyecciones climatológicas sobre la cordillera. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) firmó en febrero de 2016 un convenio transfronterizo para la realización de este proyecto de investigación.
Hay más proyectos que, aunque sus efectos tengan poca visibilidad para el público en general, desarrollan una labor muy importante. Es el caso del proyecto Securus, destinado a la prevención del riesgo de avalanchas, del riesgo del deslizamiento y erosión de tierras y de riesgos por tormenta eléctrica. Desarrolla asimismo planes de intervención y seguridad con equipos de primera intervención. En él participan el consorcio para la gestión, conservación y explotación del tunel de Bielsa-Aragnouet y la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Espacio Portalet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.