Las malas previsiones meteorológicas condicionan la celebración de la Feria de la Trufa de Graus

0
100
La concejal grausina Lourdes Pena degusta un producto trufado durante la celebración d ela Feria de la Trufa (Foto: Angel Gayúbar)

Las intensas lluvias que cayeron sobre la zona durante el jueves y la madrugada del viernes condicionaron negativamente el desarrollo de la primera edición de la Feria de la Trufa de Graus y de la tradicional Feria de Santa Lucía que se celebraba ayer en la villa ribagorzana de forma paralela y complementaria. Las previsiones meteorológicas para la jornada del viernes no eran mucho mejores y contribuyeron a desanimar a bastantes de los feriantes que habían confirmado su presencia en el certamen generalista –en el que se dieron cita una veintena de puestos menos de los originalmente previstos- a la vez que condicionaba la llegada de unos visitantes de los pueblos de la comarca igualmente alarmados por los anuncios de nuevas lluvias, nieves y vendavales.
Finalmente la situación climática resultó mucho mejor de lo anunciado y, ya desde primeras horas de la mañana, los cielos se fueron abriendo en la parte baja de la comarca de Ribagorza permitiendo que el sol fuera caldeando el ambiente durante la mañana propiciando unas suaves temperaturas alteradas en distintos momentos por unas fuertes ráfagas de viento que pusieron la nota desapacible en lo climático.
No obstante, la jornada ferial resultó menos animada que en ocasiones precedentes hasta bien pasado el mediodía, cuando -desactivada la alarma climática- se fueron animando las calles grausinas con la presencia de gentes llegadas de los pueblos del resto de la comarca y ambas ferias vivieron su momento álgido.
La que se estrenaba, haciendo un balance positivo pese a todo ya que fueron una veintena los expositores y empresas representantes de las más diversas faenas, servicios y asuntos relacionados con el mundo de la trufa que quisieron estar presentes en este certamen que nace con voluntad de permanencia futura tras haber demostrado ayer que existen un interés y una demanda real para su convocatoria. Y la generalista, con sus casi 500 años de historia, capeando una adversa situación meteorológica y demostrando que este tipo de certámenes siguen teniendo razón de ser como punto de encuentro de gentes y de convivencia ciudadana.
El sector trufero sigue teniendo protagonismo este sábado en Graus ya que hoy se inaugura el mercado de la trufa fresca grausino, una de las principales lonjas de contratación de este producto en nuestro país. Lo hace al comienzo de una temporada con poca oferta debido a los rigores climáticos de los últimos meses que han afectado a la producción en todas las zonas truferas de nuestro país y de Francia e Italia –las principales zonas productoras- lo que incidirá en unos precios que están repuntando al alza de una manera más que evidente en las últimas semanas.
Los bajos de la Casa de la Cultura, en la Plaza Mayor grausina, acogerán un año más este mercado que abre entre las 19 y las 22 horas, que estrenará su oferta de tapas trufadas con las elaboradas por el grausino restaurante El Pesebre y que se complementará con la celebración previa de la charla que ofrecerá el investigador del CITA Aragón Sergio Sánchez sobre “La investigación en truficultura desde el CIET”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.