El trufiturismo, una singular experiencia para conocer el mundo de las trufas

0
278
Teresa muestra a sus invitados una trufa recién cazada (Foto: Servicio especial)

Los propietarios de la vivienda de Turismo Rural “Casa el Francés” del pequeño núcleo ribagorzano de Bellestar de Graus ofrecen estos últimos meses una singular aventura turística que está teniendo una gran aceptación entre los aficionados al siempre mágico mundo de las trufas. Y es que, desde que comenzó la temporada el pasado 15 de noviembre, proponen a los aficionados convertirles en protagonistas reales de la “caza” del sabroso hongo –las trufas no se buscan; se cazan, según la terminología de la gente del sector- de la mano de un experto trufero.
Teresa Salamero y Joaquín Naval, los promotores de la idea y propietarios de “Casa el Francés” cuentan con la colaboración de Vicente Girón, hasta hace poco presidente de la Asociación de Truficultores de Aragón y uno de los mayores expertos nacionales e internacionales en este mundo, que se convierte en cicerone y guía de los nóveles buscadores.
Con él acuden a una de las plantaciones de truficultura existentes en el pueblo –propiedad de Teresa y Joaquín- y disfrutan in situ de su trabajo y el de sus perros, viendo cómo éstos marcan el terreno para poder extraer las trufas, cómo son recompensados por el hallazgo y el extremo cuidado del buscador para evitar dañar estos preciados hongos cuyo intenso aroma recién desenterrados es una más de las recompensas que ofrece esta experiencia de lo que sus promotores han bautizado como “trufiturismo”.
Esta propuesta, pensada originalmente para familias con niños, ha despertado también un notable interés entre profesionales de la gastronomía -«han venido varios reputados cocineros que querían conocer de primera mano el proceso de búsqueda de las trufas», comentan Joaquín y Teresa-, gastrónomos que quieren disfrutar de todos los pasos de la cocina de las trufas y otros grupos inesperados. «La pasada semana tuvimos alojados en casa a un grupo de franceses procedentes de una zona trufera pero que nunca habían visto cómo se “cazaba” una trufa y en un par de semanas vendrá a casa un grupo de médicos barceloneses muy interesados en la experiencia», apunta Teresa.
El programa trufero de “Casa el Francés”, abierto a grupos de hasta quince personas como máximo para no condicionar el trabajo de los perros y que se oferta todos los sábados de la temporada hasta el 15 de marzo, se completa con una visita vespertina al mercado de la trufa fresca de Graus con su habitual degustación de tapas trufadas y la posibilidad de adquirir ejemplares de trufa negra ribagorzana con los que aromatizar las recetas propias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.