Comienza la tercera y última fase del cementerio de Barbastro. En 2018, entraría en uso

0
557

Esta mañana, el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela y el teniente de alcalde, Iván Carpi, han anunciado el inicio inminente de la tercera y última fase del cementerio municipal que se construye en la carretera de Berbegal  N-1226 y que, a partir de enero, estará concluido en unos cinco meses.

Esta fase se ha adjudicado por 488.000 euros (a la baja frente al precio de salida de 541.000) y se va a destinar principalmente a finalizar y adecuar el edificios de servicios cuya estructura está levantada. Consta el recinto de 450 m2 dividido en: aseos, vestuarios, oficina administrativa, sala de espera, almacén, sala de autopsia y horno (para ropa, restos que aparezcan en los nichos…). No se trata de un horno crematorio, pues de haberlo en el futuro la decisión la tomará el pleno del Ayuntamiento.

Cosculluela ha afirmado que se trata de unas dependencias «muy dignas». En cuanto a la gestión del cementerio será municipal con ayudas externas cuando se requieran. A falta de algunas obras como el acceso definitivo al cementerio desde la carretera (para ello hay que ponerse de acuerdo con la Diputación General de Aragón), con una entrada provisional este camposanto podría entrar en uso. Su han construido 300 nichos y 40 columbarios.

En cuanto al precio de venta o alquiler de los nichos y columbarios todavía no se ha fijado. El alcalde ha señalado «que nosotros no especulamos con el precio… No hacemos negocio, pero debemos mirar de que retorne la inversión que la ciudad ha realizado en este cementerio que se cifra en más de un millón de euros». Durante los próximos meses de adecuará la ordenanza municipal de cementerios en vigor al nuevo recinto y se estipularán los precios así como el tiempo de alquiler de los nichos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.