Foradada del Toscar recuerda al rey Gonzalo I en su imagen corporativa

0
230

Foradada del Toscar, un pequeño –en población- gran –en extensión- municipio ribagorzano en el corazón del valle del Ésera, estrena estos días imagen corporativa con un logotipo que pretende aunar e integrar los diez núcleos de población que conforman su término municipal bajo un símbolo común. Y lo hace con el recuerdo de Gonzalo I, el primer, y único, rey de Sobrarbe y Ribagorza que halló la muerte en estas tierras y cuya figura se conmemora en Foradada con una monumental escultura –la Estatua de las Lanzas-, una obra de Frank Norton formada por varias lanzas que representan una batalla que alcanzan los 18 metros de altura y erigida junto a la N-260 en un paraje cercano al que encontró la muerte el monarca.
Esta escultura ha inspirado el diseño del logotipo que va a ser a partir de ahora la imagen conjunta de Bacamorta, Las Colladas, Espluga, Lacort, Lascorz, Morillo de Liena, Navarri, Senz, Viu y el núcleo de Foradada que da nombre a este municipio en el que residen de forma permanente escasamente 160 habitantes. La diseñadora Ligia Elena Espurz se ha basado en ella para realizar una imagen en la que diez lanzas en representación de los diez núcleos –singularizas cada una de ellas con una punta diferente- se unen en un todo conjunto.
El logotipo ha sido presentado en estos días cercanos a la festividad de San Jorge, una fecha en la que habitualmente se reúnen todos los vecinos en una gran comida de hermandad, en lo que es un gran día de fiesta y convivencia en el municipio que lleva dos años sin poder celebrarse por culpa de la pandemia. El alcalde, Pedro Manuel Puyalto, comenta que esta imposibilidad de vivir estrechamente las relaciones vecinales que ha generado la pandemia, «especialmente dura en un municipio envejecido y disperso como el nuestro en que esta relación personal tiene mucho más valor», se está viviendo «con mucha tristeza». Por ello se decidió dar un cierto lustre a la conmemoración y, aprovechando que el logotipo se iba a presentar por estas fechas, sacar una edición limitada de mascarillas personalizadas con la imagen corporativa que se están repartiendo ahora entre los residentes.
Puyalto recuerda que en 2006 se levantó en el límite del municipio una «imponente» escultura en honor al rey Gonzalo I, «muy cerca del punto en el que confluyen las dos comarcas sobre las que reinó, Sobrarbe y Ribagorza». Su padre, Sancho III El Mayor de Navarra, dejó a su muerte Navarra a García, Castilla a Fernando, Aragón a Ramiro y Ribagorza y Sobrarbe al propio Gonzalo por lo que, tras el asesinado de éste -según cuenta la leyenda, instigado por su hermano Ramiro y causada por el lanzazo asestado por la espalda por parte de su escudero Ramonet de Gascuña en una cacería-, ambas comarcas pasaron a estar bajo el dominio de Ramiro, dando origen al Reino de Aragón. Los restos del infortunado rey fueron llevados al cercano monasterio de San Victorian de Asán y colocados junto a los de Íñigo Arista.
La ubicación de la escultura de Norton, junto a la carretera N-260, en un punto muy visible pero algo alejado del lugar en que según la tradición halló la muerte Gonzalo motivó la erección en 2007 de un monolito conmemorativo en el lugar donde se supone falleció el rey Gonzalo, en el puente sobre el barranco de La Usía en la carretera que va de Lascorz a Morillo de Monclús.
«Se quiso así rendir homenaje a un monarca que pasó a la historia por las oscuras circunstancias de su muerte y, sobre todo, por las consecuencias que tuvo su fallecimiento, ya que propició el nacimiento del Reino de Aragón», explica Puyalto, «muy contento» de que ahora esa memoria del malhadado rey se perpetúe en el logotipo de su municipio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.