La celebración del festival de Espiello ha sido el gran éxito de esta edición

0
121

Schapenheld/ El héroe de la ovejas (2018),  de Ton Zantvoort, una coproducción de Países Bajos-Rumanía, que se proyectará el viernes, a las 19 horas, en el Palacio de Congresos de Boltaña pondrá fin a la sección Anvistas, una de las clásicas del festival que este año tuvo que trasladarse de las fechas oficiales para ajustar la programación y que se ha realizado en colaboración con el Cineclub Sobrarbe.

Mister think passcar 14 julio

El héroe de las ovejas, es un documental que aborda los desencuentros en dos mundos diferentes a través de la historia de  un pastor de ovejas tradicional que se ve forzado a innovar y a convertirse en un emprendedor en un mundo neoliberal que entra en conflicto con ideales. Al finaliza la proyección habrá un debate moderado por Sara Rosado, pastora residente en Morillo de Sampietro (municipio de Boltaña). 

Tres documentales – Cartas mojadas, de Paula Palacios, proyectada el 26 de febrero, Los cielos españoles, de Isabel Soria y J.M. Herraiz, exhibida el pasado día 16, y Schapendheld/ El héroe de las ovejas (30 abril)- se han incluido en la sección Anvistas, en la que se reflexiona acerca de diferentes fragilidades en nuestra sociedad, casualmente en una edición que ha tenido como lema “Paisajes de la fragilidad”.

La celebración del festival ha sido el gran éxito de esta edición

“El verdadero éxito de esta edición ha sido su celebración”, afirma con contundencia la directora del Festival Internacional de Documental Etnográfico de Sobrarbe, Espiello, Patricia Español y, después y una vez más, “la excelente respuesta del público, presencial y virtual, hecho que más que nunca tenemos que agradecer a todas las personas que, de una manera u otra, han participado en Espiello”.

Patricia Español, a la vista de los números de asistencia –con aforo en sala de 100 personas, que representaban el 38 por ciento del 50 permitido en Aragón- confiesa que “estamos muy contentos. No podíamos imaginar que superaríamos la cifra de 7.000 personas  entre público presencial (2.136) y telemático (5.315), una cantidad similar a otros años, con la diferencia de que en esta ocasión la vía online nos ha permitido abrir Espiello a otros países (Alemania, Francia, Bélgica, Guatemala…) siendo Rumanía, Argentina y Portugal, después de España, los que más se han conectado al visionado de documentales a través de la plataforma FeshomeTV”.

Espiello goza de un público fiel en sala, que en esta edición se ha circunscrito al ámbito local a causa de las medidas restrictivas por la covid-19. “La afluencia en la sala ha sido bastante irregular, fundamentalmente, a causa de algunos horarios que no eran los más adecuados para ir al cine. Sinceramente, queremos agradecer el inestimable apoyo del público, en especial del presencial en un momento en el que muchas personas sienten respeto y prudencia a la hora de establecer contactos. En este sentido, nos encontramos muy satisfechos del modo en el que hemos resuelto la aplicación de las medidas de seguridad, un trabajo que ha desempeñado con gran profesionalidad el equipo de voluntarios del festival. El público nos ha transmitido su sensación de seguridad por el control de las entradas y salidas en la sala así como por la desinfección, limpieza y ventilación del recinto”.

Sin duda, la de este año es una edición que invita a la reflexión sobre aspectos del festival. “Tenemos que ver la situación actual como una oportunidad y valorar todo lo positivo que nos ha aportado. Creo que la versión virtual ha llegado para quedarse y así el festival podrá verse, no solo en entornos más lejanos de cara a seguir creciendo en su nivel de internacionalización, sino en lugares próximos y así propiciar y acercar el visionado de los documentales a personas que, por diferentes causas, no puedan acudir al Palacio de Congresos de Boltaña.

El festival Espiello nació con un carácter comarcal y la organización logra cada año llegar a más poblaciones de Sobrarbe, alargándose en tiempo y espacio. Tras el éxito que el verano pasado alcanzó Espiello decontino, a través del cual fue posible realizar algunas de las actividades suspendidas por la declaración del estado de alarma, la organización de Espiello ya trabaja en la organización del ciclo Espiello baixo as estrelas (Espiello bajo las estrellas). De este modo, una selección de los documentales del festival llegará a núcleos, que no cabeza de municipios, para el disfrute de sus vecinos durante el verano. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.