BENABARRE: Concierto de Erin Memento

0
41

14/AGOSTO/2020 VIERNES/CONCIERTO SONNA

Tensión, personalidad, fuerza y profundo sentido del ritmo. Noria cuando se precisa, y montaña rusa cuando no hay más salida. Ternura, melancolía y sensibilidad generacional. El rock electrónico, local y global, tiene nueva musa, es zaragozana y atiende por Erin Memento. Ventiún años, compositora, intérprete y graduada en Ingeniería del Sonido y Producción por el Musicians Institute de Los Angeles, California.

Descaro, sana ambición, fluidez, talento, fuerza y presencia escénica, delineados en varios proyectos que desarrolló durante su estancia en Los Ángeles junto a The Ivories, metiendo voces en ‘Expectativas’ de Enrique Bunbury, el proyecto ‘Wired Sessions’, de nuevo con Bunbury y Juan Covarrubias o en solitario con el EP ‘Lilly’.

Para su EP de debut ha contado con Nacho ‘Atmósfera’ Serrano, teclista de los legendarios Niños del Brasil, para moldear la pulsión rock de seis composiciones de la propia Erin con matices electrónicos. “Con él hubo conexión instantánea; quería ir más allá de lo que tenía grabado, meter sintetizadores sin quitar el guitarrazo que llevo de serie y cogió la idea al momento”.

‘La noche no es para todos’ es un debut consistente, una carta de presentación que permite soñar con que tenemos una nueva estrella en ciernes, para la que son importantes todos los elementos que hacen grande cada canción. Sus cuatro nominaciones en los Premios de la Música Aragonesa así lo demuestran, y son una buena base para apostar sin pestañear por Erin Memento y sus lágrimas de sal.

Ermita de San Medardo. Benabarre

A las afueras de Benabarre, a tan solo un par de kilómetros, la Ermita de San Medardo se encuentra al lado de un enorme nogal, en un bonito paraje acondicionado como merendero. Allí se puede disfrutar del cuidado entorno con su exuberante vegetación.

En la Ermita de San Medardo llama su atención su planta octogonal con una serie de arcos de medio punto apoyados sobre columnas y cubierto con un chapitel en forma de tejado con losetas de pizarra. Así mismo, destaca el pozo que guarda en su interior.

Junto a ella se encuentra la antigua casa del ermitaño. Adosada hay una fuente que aprovecha el manantial surgido cuando aparecieron las reliquias del santo. Así pues, el agua brota de dos cabezas de buey hechas en bronce que recuerdan la leyenda de su edificación.

Además, el resto del paraje acoge e invita lo que seguro será una visita ideal a realizar en familia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.