La Fiesta de la Longaniza de Graus apuesta por la solidaridad en este complicado 2020

0
60

La Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus y el Ayuntamiento de la villa ribagorzana han decidido seguir adelante con la organización de la popular Fiesta de la Longaniza que se ha convertido en una cita clásica –y multitudinaria- del verano ribagorzano. No obstante, la situación motivada por la crisis del coronavirus ha obligado a sus promotores a repensar el formato en esta su vigésimo novena edición en que va a tener una clara vocación solidaria y en la que huirá de las concentraciones humanas que hasta ahora han hecho de ella una de las fiestas más populares de Aragón.
Los cambios diseñados, presentados la tarde noche de este miércoles en un acto al aire libre celebrado en las escalinatas de la basílica grausina de la Virgen de la Peña, comienzan con la propia convocatoria de la celebración, que ha pasado del tradicional último sábado de julio –en esta ocasión estaba previsto que se desarrollara el día 29 de ese mes- a este próximo sábado 13 de junio y siguen por el propio montaje de la celebración que en esta ocasión prescindirá de la parrillada y asado en directo del embutido aunque no del reparto de los 1.200 kilos del producto que se realiza habitualmente entre los asistentes. «Lo que vamos a hacer es que esos 1.200 kilos de longaniza en fresco que se asaban en la parrilla más grande del mundo se transformarán ahora en producto curado, que supondrá más de 6.000 raciones de longaniza, que entregaremos a diferentes entidades asistenciales para su reparto entre las personas que lo necesiten», explica Mariano Ciutad, el presidente de la Asociación de Fabricantes de Longaniza de Graus.
Para garantizar el manejo y posterior suministro de todas las longanizas, las tres empresas cárnicas de la Asociación- Aventín, Melsa y Maella-, envasarán individualmente cada una de las piezas para facilitarles a los destinatarios su reparto. El envasado garantizará además que las longanizas no precisarán de frio para su conservación y que dispondrán de un período de una caducidad de 6 meses.
Más de 200 cajas etiquetadas con la leyenda ”Donamos la parrilla más grande del mundo” acogerán esas 6.000 raciones de longaniza que serán puestas a disposición de Cáritas Diocesana Barbastro-Monzón y los Bancos de Alimentos de las tres provincias aragonesas en un acto simbólico que se celebrará este próximo día 13 en la Plaza Mayor de Graus.
«Hemos tomado esta decisión por prudencia y responsabilidad ante la compleja coyuntura actual y basándonos en las informaciones del Gobierno y las autoridades sanitarias, que hacen prever la imposibilidad de celebrar eventos multitudinarios este verano a causa del coronavirus», apuntan los responsables de la Asociación, recordando que la Fiesta de la Longaniza de Graus está declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón y que reúne a cerca de 8.000 personas todos los veranos en la capital ribagorzana «algo inimaginable en las actuales circunstancias».
Durante el acto de presentación de este nuevo formato del festejo, se ha presentado igualmente a su embajador en esta atípica edición, su Tastador 2020, que será en los próximos doce meses el párroco grausino Juan Ignacio Cardona Orozco, a quien se le ha hecho entrega de la “Parrilla de bronce” con la que se distingue a los ostentadores del cargo. Igualmente se ha dado a conocer el cartel ilustrador del festejo, obra como en los últimos años, del diseñador Iván Arana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.