Las fallas incendian el Pirineo

0
526

Como modernos Prometeos, preservando un rito más que milenario, los habitantes de un puñado de pueblos pirenaicos conservan la tradición de las fallas. Y con ella, la magia de la purificación a través del fuego que se está renovando estos días del solsticio de verano.
Las gentes de San Juan de Plan, Sahún, Laspaúles, Villarrué, Suils y Montanuy, que lo hicieron anoche, y en breve las de Bonansa, Castanesa y Aneto celebran este año la pervivencia de la tradición y también el espaldarazo que ha supuesto para su futuro el reconocimiento de las fallas pirenaicas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y la visibilidad que con ello les ha otorgado la Unesco.
Algo que este año se está traduciendo en un sustancial incremento de espectadores en las diferentes bajadas –baixadas- falleras que mantienen elementos comunes, como el faro primigenio, la hoguera situada en la zona más elevada en la que prenden las teas-fallas, pero que poseen todas ellas elementos diferenciadores que las hacen singulares, únicas, fruto de siglos y siglos de una tradición preservada con un enorme celo.
Todas son espectaculares, con el punto espectral que les confieren las lenguas de fuego que se dibujan en los montes mientras bajan las fallas llameantes a los distintos pueblos. Pero las que presentan unos elementos más singulares son las de Sahún. Allí, anoche, como manda la tradición, el último casado del pueblo prendía el faro y comenzaba el recorrido de unos 70 falleros –por razones de seguridad se ha controlado su número- para iniciar un descenso marcado por los espectaculares volteos de las fallas dibujando unos círculos ígneos que quedan grabados en la retina de los presentes.
Las otras fallas no les van a la zaga a las de Sahún en cuanto a espectacularidad y belleza. En Laspaúles, por ejemplo, desde la Plaza del pueblo se pueden contemplar las propias y las que bajan por los vecinos montes de Villarrué y Suils y no hay que perderse el círculo mágico de fuego de Montanuy, o la “corrida de la falleta” de San Juan de Plan, o el salto de la hoguera en Bonansa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.