PUENTE DE MONTAÑANA: Trío Norbuling

0
69

12/AGOSTO/2020 MIÉRCOLES/CONCIERTO SONNA

Entre sus principales virtudes, hacer volar la imaginación, gracias al colorido sonoro, las raíces y el imaginario que sabe activar con didactismo el compositor y director de la formación, el guitarrista José Antonio Chic. Profesor en el Conservatorio de Monzón, sus obras, apreciadas por su carácter pedagógico e innovador, forman parte del programa de estudios de The Juilliard School de Nueva York y de prestigiosos Conservatorios, Universidades y Escuelas de Música de todo el mundo.

De procedencia celta y multitud de veces inspiradas en antiguas leyendas, poseen el poder de transportarnos a tiempos remotos, escenarios mágicos, bosques encantados, paisajes melódicos a explorar. Religión, mitos e historia que son repertorio gracias a estas ‘Baladas y danzas celtas’ del Trío Norbuling.

La Fiesta de San Juan, La voz del río, El oasis perdido, Donde no muere la hierba, En una taberna inglesa, El camino de pensar, Exile (que se hizo popular con Enya), Sólo los bosques hablan, En los bosques de Bretaña, Danny Boy o En la isla abandonada, son un claro ejemplo del poder envolvente y cósmico de este género musical.

Un disfrute para toda la familia, para todas las generaciones, partituras que rescatan, alfabetizan y hacen despertar, por vez primera, el cautivador y fino hilo de los sonidos celtas más primitivos y puros de nuestra memoria.

Formación:

Jorge Jiménez, flauta
Ana Cambra, guitarra
José Antonio Chic, guitarra

Santa María de Baldós. Puente de Montañana 

Dentro de la Ribagorza, enclavada entre los barrancos de San Juan y San Miguel, Montañana es un bonito pueblo medieval aragonés que aún mantiene el aire de otra época, como demuestran su puente, vestigios de castillos e iglesias, así como el conglomerado de sus calles empedradas.

Desde Puente de Montañana, su carretera llega a la localidad en vía ciega. En la parte alta de Montañana, la bella y atemporal iglesia de Santa María de Baldós se construyó sobre los restos de la primitiva iglesia de San Martín, cuando ya era un histórico condado.

Románica de transición al gótico (siglo XII y XIII), su planta está formada por una nave de cruz latina, rematada por un ábside semicircular adornado con canecillos, y su portal es de medio punto, adintelado y rodeado de seis arquivoltas apoyadas en capiteles.

Santa María de Baldós está consagrada desde 1412 por la aparición de la Virgen a un pastor al que sanó su brazo. Además, la excursión también se aprovecha y disfruta visitando parajes como el Congost del Mont Rebei y las pasarelas de Monfalcó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.