Secastilla estrena un mural alegórico en su Plaza de la Iglesia

0
164

La localidad ribagorzana de Secastilla luce desde esta semana un monumental y simbólico mural que ornamenta una de las fachadas de su Plaza de la Iglesia. Realizado por el pintor segoviano Gonzalo Borondo –un reputado y prolífico muralista con obra en numerosas ciudades y localidades de España y de otros muchos rincones de Europa-, es un proyecto que alentó el consistorio secastillano cuyo alcalde se puso en contacto hace año y medio con el muralista para encargarle una obra cuya gestación se ha demorado unos meses como consecuencia de la pandemia de la Covid 19.
Recuperada una cada vez mayor normalidad en todos los ámbitos de la vida cotidiana, y tras ocho días de intenso trabajo en los que el muralista ha estado inmerso en el proceso creativo después de haberse impregnado en los días previos en el entorno, la historia y la realidad de la zona -«es mi forma habitual de encarar un mural; procuro estar unos días antes y recabar información sobre las gentes y su entorno para poder plasmarla en la obra», explica el artista-, la obra, de notables dimensiones, luce ahora radiante lleno de detalles y guiños a la realidad de este municipio ribagorzano.
Estructurado a modo de gran tríptico, el mural tiene como tema central una imagen de la iglesia arruinada del despoblado secastillano de Bolturina «como símbolo de la despoblación y el abandono que afectan a la mayor parte del mundo rural». Flanqueando esta imagen se desarrolla un amplio panel a la derecha inspirado en la idea costista de la Escuela y Despensa y de la importancia de los niños paran garantizar la pervivencia de estas tierras, mientras que el de la izquierda refleja las labores agrícolas y ganaderas de las gentes de estas tierras y, en especial, la preponderancia de la viña y el vino en la economía y la cultura local.
Todo ello elaborado con una paleta de colores más brillante de la que utiliza habitualmente el autor, «reflejo también de la especial luz de estas tierras y de la necesidad que he tenido de integrarla en la obra», comenta un Borondo que reconoce que esta experiencia secastillana -«un territorio que no conocía hasta ahora»- ha sido «muy gratificante» preparando ya las maletas para su próxima actividad creativa que le lleva esta misma semana a Milán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.