José Antonio Almunia: «No vamos a una nueva normalidad, sino a una nueva oportunidad»

0
807
José Antonio Almunia Director General de Vivir

Todos los agentes sociales y económicos, todas las personas, están en este momento replanteando como va a ser la nueva normalidad, como reconstruir las estructuras, como hacer que la gente vuelva a confiar en los comercios. En medio de todo ese escenario, los medios de comunicación comarcales han tenidos la oportunidad de comprobar su influencia y ahora, deber redefinir su papel en la construcción del a nueva sociedad. El grupo Vivir ha consolidado sus cifras digitales y está ya preparado para jugar esa partida.

La entrevista en nuestra anterior edición fue casi premonitoria. José Antonio Almunia, director de Vivir, anunciaba que los planes digitales de su grupo estaban ya preparados para funcionar. El escenario cambió un 14 de marzo, fecha de su cumpleaños, ahora toca reconstruir. O no.

¿Qué ha cambiado en el último mes?

Todo. De repente por Real Decreto se ordena el confinamiento de la población y el cierre del 90% de nuestro tejido económico. Pero ya no sólo eso, todos los ciudadanos entramos en la incertidumbre del día después. Me hago cruces de como no ha habido más ataques de ansiedad entre la población en la actual situación.

¿Cómo se ha vivido en el grupo Vivir?

Tomando decisiones de profundidad. Valorando y poniendo en marcha las herramientas que la situación ponía a nuestro alcance.  En este sentido, la veteranía es un grado. Más de 30 años de actividad empresarial son el resultado de haber conseguido adaptarnos a los cambios del mercado, aunque este es mucho más profundo.

Se canto covid19 entre noticias

 

¿Decisiones de profundidad? ¿Cuales?

La experiencia te da visión sobre la gravedad de lo que viene y vimos que esto era importante. Primera decisión garantizar los ingresos de la plantilla, en una situación de lógica falta de ventas, mediante un ERTE. Segunda decisión garantizar el ciclo económico con nuestros proveedores cumpliendo los pagos mediante una financiación ICO y en tercer lugar mostrar nuestra utilidad en la situación social creada, adaptarnos y trabajar ya en el nuevo modelo de negocio y la redefinición de los roles de cada puesto en ese nuevo escenario.

“En el mundo rural nos salvará el romanticismo de muchos pequeños empresarios”

¿Reinventarse o morir?

Mejor reinventarse o languidecer antes de desaparecer. Y digo languidecer, porque a los pequeños empresarios, a los comerciantes, les cuesta renunciar a su medio de vida y cerrarlo, aunque sea sin beneficios, es su proyecto vital, su sueño. Son empresarios románticos y eso, que habitualmente se contempla como algo negativo, en esta ocasión es una ventaja. Las crisis hay que verlas como oportunidad. Ya se que es una frase manida, pero en los tiempos que vivimos las crisis significan una nueva oportunidad de crecer, de conquistar audiencias, de enamorar a los clientes.

José Antonio Almunia en la redacción de Vivir.

Una nueva oportunidad ¿para quién?

Para los que tengan la oportunidad de adaptarse. Muchos negocios lo van a hacer mediante decreto ley, las peluquerías recuperarán a sus clientelas solo que con medidas sanitarias, igual que el resto. Pero esta crisis ha puesto en marcha nuevos hábitos de compra. Nos hemos acostumbrado  dos cosas muy importantes, disfrutar del ocio estando dentro de casa y consumir únicamente lo necesario. Hay que tener en cuenta que la mayor parte de nuestro consumo viene de la relación social, y esa, durante dos meses, ha desaparecido. El miedo, por otra parte, va a condicionar muchas de nuestras actitudes.

Y los medios de comunicación ¿qué papel van a jugar?

Antes de llegar a ese punto me gustaría comentar cual es el que han jugado. La ciudadanía ha estado pendiente de las redes sociales, de la televisión, de las radios… Y en ese escenario los medios han tenido distintos comportamientos. Por un lado las grandes cadenas han jugado su papel, con una importante carga ideológica, los pro gubernamentales y los otros. Cada uno en función de quien le paga más. Los medios locales de cadenas también han entrado en ese planteamiento. Y a los que somos espíritus libres nos ha tocado ejercer con responsabilidad. Y no siempre ha sido fácil. Responsabilidad no es otra cosa que conseguir la serenidad suficiente para afrontar la situación. Voy a poner dos ejemplos, en Binéfar, el Salud realizó test rápidos en dos mataderos, pero solo aparecieron los datos y la foto de uno de ellos. Circularon por la redes sociales videos y comentarios racistas. A un medio nacional se la trae al pairo publicar una foto de una empresa, pero los medios comarcales deberíamos ser más prudentes en ese sentido y no dejarnos llevar por el impulso o por otro tipo de intereses. Mantener la calma y sosegar en esa situación es difícil, pero aún y así nosotros lo intentamos y nos tuvimos que oír de todo menos bonitos en las redes sociales. También leí con estupor las declaraciones de un alto cargo municipal de Monzón que daban la sensación de que en la ciudad la gente se moría por la calle. Yo pienso que la política es otra cosa. Nuestro papel en ese tipo de situaciones ha sido informar para que la gente pudiera crear su propia opinión y atacar las noticias falsas.

“Lo que consolida un medio de comunicación es saber diferenciar entre el interés personal y el público”

¿Hay “fake news” en los medios locales?

Claro que si, y muchas medias verdades, al final todo el mundo intenta colártela. A río revuelto ganancia de pescadores. Lo que consolida un medio de comunicación ya no solo es dar información cercana, sino ser capaces de discernir entre lo que es un puro interés  personal y el interés general.

A parte de luchar contra los elementos ¿Qué más han hecho estos días en Vivir?

Medir nuestra fortaleza digital. La  nueva situación ha hecho que muchas cosas cambien. La caída de los mercados publicitarios, las dificultades en la distribución… El papel de momento está en modo pausa hasta la recuperación de los mercados y habrá que redefinir su situación como soporte publicitario y de información.

¿Cómo va a ser la nueva normalidad?

Pues va a ser nueva y normalidad, porque no va a haber otra cosa. A mi me gusta llamarla la “Nueva oportunidad”. de repente, en todos los mercados de ha roto el juego, una situación como la vivida y que según los expertos puede repetirse en el tiempo, ha puesto a cero mucho contadores. Los de sectores como la hostelería, el turismo, el vino, los viajes… Y se van a generar nuevas oportunidades porque el consumidor ha cambiado, en algunos casos ,e los que se mantenga el poder adquisitivo, va a ser más hedonista si cabe. En los tristes casos en que las personas entren en situación de desempleo, van a variar los criterios de consumo. Seguramente gastaremos más los zapatos que tenemos antes de comprarnos otros. Por citar un ejemplo.

¿Nueva oportunidad?

Si, tenemos una nueva oportunidad como sociedad, como núcleos de convivencia en nuestros pueblos, como mercados locales frente a la globalización. La confianza, que es el eje principal de este momento, es mucho más fácil de generar en pequeñas sociedades que en grandes urbes. Esa es nuestra oportunidad. Como decía Ernesto Sábato, “La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a prenderlo, ya hay que morirse”.

En ese oficio de Vivir es donde estamos.

¿Cómo van a hacerlo?

En dos líneas de trabajo bajo una premisa: hay que re formular la prensa comarcal. La primera con nuevas herramientas que verán la luz en pocas semanas. Y la segunda aunque igual de importante ayudando a crear oportunidades y aglutinando a todo el pequeño tejido empresarial. para competir de forma conjunta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.