La salud mental y las limitaciones en la vida diaria, los aspectos que más han afectado a los jóvenes aragoneses durante esta pandemia

0
125

La salud mental y la afección que sobre la vida tienen las limitaciones derivadas de la situación sanitaria son las cuestiones que más han preocupado a los jóvenes aragoneses ante la crisis sanitaria vivida y sus consecuencias, según la encuesta “La percepción de la juventud aragonesa frente a la pandemia”, cuyos resultados se han presentado esta mañana. Se trata de un trabajo promovido por el grupo de seguimiento de Covid, que integran la dirección general de Salud Pública, el Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ), la Universidad de Zaragoza y el Departamento de Educación. El trabajo se realizó ‘on line’ entre los meses de enero y marzo de este año, sobre una población de 880 aragoneses de entre 14 y 30 años. En concreto, el 52% de las personas encuestadas se siente preocupado por las limitaciones que ha provocado en su vida la pandemia y el 43%, por las afecciones que supone para la salud mental. Esta última cuestión afecta más a las mujeres y a quienes viven en entornos urbanos.

Las conclusiones de este trabajo han sido presentadas en rueda de prensa por el director gerente del IAJ, Adrián Gimeno, encargado de la coordinación del estudio, y por uno de los autores del mismo, Francesco Marcaletti, profesor e investigador de la Facultad de Ciencias Sociales y del Trabajo. La otra investigadora y profesora que ha trabajado en este proyecto es Teresa Coma, de la Facultad de Educación de la Universidad de Zaragoza. “Consideramos que era importante entender y poder visualizar el impacto que tiene la Covid-19 en la juventud aragonesa para poder coordinar iniciativas que den respuesta a sus necesidades y palien las consecuencias de la situación vivida. Queríamos escucharles y que tuvieran la oportunidad de decir qué les preocupa ante esta crisis”, ha indicado Gimeno. La encuesta se ha planteado con preguntas como “¿qué impacto ha tenido la covid en tu vida?”, “¿has pasado más tiempo en actividades de ocio delante de la pantalla?”, “¿ha variado tu situación económica?” o “¿cómo crees que va a afectar esta situación a otras facetas de tu vida?”, entre otras.

Entre las conclusiones que ha destacado Francesco Marcaletti durante la presentación, figuran, como se ha señalado, “la privación de afecto, solidaridad y apoyo como consecuencia de la distancia social y la necesidad de atender su bienestar a través de la salud mental”. También, ha indicado el investigador, el trabajo revela “una postura juvenil concienciada con la situación y sus repercusiones y que este colectivo se ha sentido parte de la situación y de las medidas que se tomaban para paliarla”.

La encuesta revela que la preocupación por la salud mental es más acentuada entre los mayores de edad (fundamentalmente en la franja de 25 a 30 años) y afecta más a las mujeres que viven en medio urbano; además la encuesta refleja un descenso en la preocupación sobre este tema si los jóvenes han realizado más actividades en familia o se han sentido apoyados por su entorno social. A la vista de las conclusiones preliminares de este trabajo, se puso en marcha la Asesoría Emocional del IAJ, que ha realizado 501 atenciones desde el mes de marzo, y que ya en septiembre reforzó el servicio, que prestan ahora cuatro profesionales.

Una cuestión, la salud mental, directamente relacionada con otra de las preocupaciones que evidencia el estudio: la afección que la pandemia ha tenido y tiene en la vida cotidiana de los jóvenes. En este caso, afecta el sentirse aislado (la repercusión sobre las relaciones sociales primarias), el no tener acceso a actividades de ocio (actividades culturales, físicas…) o el temor a no conseguir empleo (la preocupación hacia el futuro).

Sobre esta última cuestión en concreto se detiene la encuesta, en un apartado específico sobre la situación económica y laboral de los jóvenes, concluyendo que el 53% de los jóvenes del grupo a partir de 25 años asegura que su situación económica se ha visto afectada y el 43% -dentro de esa franja de 25 a 30 años- se muestra muy preocupado por el empleo. Además, ante un escenario en el que la pandemia continuara, el 53,4% siente que le afectaría de forma importante en sus ingresos y en no poder encontrar trabajo (49%).

El 83% incrementó su tiempo de ocio frente a las pantallas

Otro de los resultados relevantes es la constatación –según las respuestas de los encuestados- del aumento del tiempo de ocio dedicado a las pantallas (móvil, tableta, televisor), una situación que confirman el 83% de las personas encuestadas. De hecho, y según el resultado del trabajo, este incremento puede cifrarse entre el 73% de los casos en entre una y cuatro horas, además un 19% aumentó su consumo de pantallas entre 5 y 6 horas diarias y un 8% aumentó su uso en más de 6 horas. “Son datos que nos preocupan, que constatamos en muchas de las consultas de familias que nos llegan al IAJ y que queremos abordar con una campaña sobre adicción al juego y a los videojuegos, en la que estamos trabajando con el Colegio de Psicólogos de Aragón y que verá la luz el próximo año”, ha explicado Adrián Gimeno.

Además, el 78,3% de los encuestados asegura haber recibido muchos bulos durante la pandemia, aunque en las horquillas de edad inferiores relatan no verse afectados por ellos, lo que –según los investigares- puede ser sinónimo de no detectarlos. “Por este motivo –ha explicado el gerente del IAJ en la rueda de prensa- pusimos en marcha la iniciativa hateblockers, que tiene como objetivo detectar y bloquear el odio que a través de los bulos se extiende en las redes”.

Dar más voz a los jóvenes

Le encuesta refleja también que los jóvenes han detectado algún aspecto positivo en la pandemia, porque les ha ayudado a conocerse mejor y también a descansar. Además, el 43% de los jóvenes que han participado en este trabajo han asegurado que es necesaria para ayudar a la reflexión y para dar voz a este colectivo. “Este estudio –ha subrayado el gerente del IAJ- quería, precisamente, darles voz y generar un debate social en torno a sus necesidades”, ha explicado Adrián Gimeno. Cabe destacar también que el 68,9% de los encuestados cree que la imagen que durante estos meses se ha dado de la juventud “no es la adecuada”.

En concreto, entre las 880 personas que han participado en la encuesta, 380 tienen entre 14 y 17 años (39,4%); 383 tienen entre 18 y 24 (39,7%); y 117 entre 25 y 30 años 12,1%). Entre ellos, 537 son mujeres (60,6%) y 318 son hombres (36,7%) y 22 personas prefirieron no decir su sexo. Entre los encuestados, el 59% son de Zaragoza; el 31,9 de Huesca y el 9% de Teruel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.