“Un acto sencillo, pero muy importante”, así ha calificado Débora Bravo, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Mequinenza, la entrega de los cheques bebé a las cinco niñas y los cuatro niños nacidos en 2023 en la localidad que estaban acompañados de sus progenitores y familiares más cercanos. Una iniciativa que tiene por objeto asentar población y “hacer las cosas más fáciles” a los vecinos.

En ese sentido Bravo anunciaba que se está trabajando para que la Escuela Infantil Municipal “La Ruella” pueda recibir a pequeños a partir de los cuatro meses aunque sin dar fechas precisas ya que el procedimiento puede alargarse en caso que se deba realizar algún tipo de adaptación a las actuales instalaciones.

Este tradicional y entrañable acto de bienvenida a los nuevos mequinenzanos, que se ha llevado a cabo en el Salón de Plenos, ha alcanzado su mayoría de edad y “ha ido incrementado su dotación económica hasta los actuales 600 euros por nacimiento”, recordaba Montse Gimeno, concejal de ciudadanía y servicios sociales. Una “pequeña ayuda” de la que se han beneficiado hasta la fecha cerca de 270 bebés y sus familias.

Además de la simbólica entrega del cheque la planta de Procter&Gamble (P&G) de Mequinenza ha obsequiado a los pequeños con un lote de productos. Se trata de unas toallitas “hechas con materias primas libres de prásticos”, afirmaba Ana Nieves, responsable de Recursos Humanos, que además subrayaba la implicación de la firma en la comunidad.

Para poder recibir estos cheques los progenitores debe estar empadronado en Mequinenza, sin interrupción, durante los 2 años anteriores al nacimiento o la adopción, que tras el nacimiento o la adopción toda la unidad familiar deberá empadronarse en el mismo domicilio de la localidad y estar al corriente de sus obligaciones tributarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.