Entrevistamos a Mariano Ciutad, presidente de la Asociación de la Longaniza de Graus

Una de las primeras cosas que se mencionan de Graus a alguien que no ha estado nunca es la longaniza. ¿Cómo se explica que este producto haya pasado a ser la marca de toda una ciudad?

Es muy sencillo. Las empresas de la asociación -Aventín, Melsa y Maella- nos pusimos de acuerdo en promocionar la longaniza por la tradición de elaboración que caracterizaba esta zona. En la calle vamos a ser competencia siempre, pero vimos claro aunar esfuerzos para promocionar un producto propio sin tener que renunciar a nuestros distintos estilos, ahí está la gracia. Entre los tres hemos intentado levantar el arraigo de la zona, y creo que lo hemos conseguido. Por lo menos para ponerle un apellido a Graus y para celebrar una Fiesta de la Longaniza que ahora se organiza con casi un año de antelación.

Impuestos Gobierno

En una de esas fiestas llegasteis a preparar medio kilómetro de longaniza, batiendo el récord Guiness de la más larga jamás cocinada. ¿De quién fue la idea?

Todo empezó porque nos juntamos a raíz de unas jornadas medievales que organizaba el Ayuntamiento. Dijimos: ¿Oye y por qué no vamos y damos a conocer nuestro producto a más gente? Y así fue. Montamos unas barbacoas y nos pusimos a repartir.

En ese afán de promoción, al año siguiente nos propusimos batir el récord de elaboración de la longaniza más larga del mundo. Instalamos una máquina de embutir en la calle Barranco y la cruzamos de punta a punta. Bueno, pues aquello llamó la atención, y entonces desde un medio de comunicación nos sugirieron asarla también.

A partir de ahí en cada edición jugábamos con la prudencia y las ganas de poner 100 kilos más, porque íbamos con miedo de que al ampliar la parrilla se doblase o pasase algo. Pero ya llegó un momento que fue como “venga saca la grúa”. Ahora estamos poniendo más de mil kilos y hacemos todo un espectáculo de coordinación, porque no es fácil.

¿Hasta dónde se ha llegado a ir la figura del “tastador” como embajador de la longaniza?

La figura del tastador era antiguamente la persona que se encargaba de ajustar y corregir la mezcla del mondongo y dejarla lista para embutir. Nosotros hemos querido mantenerla como algo simbólico, y podemos decir que la longaniza ha viajado por todo el mundo junto con Luz Gabás, Idelfonso García y Carlos Barrabés entre otros.

¿Sois muy internacionales?

En mayor o menor medida todos vendemos algo fuera. Salimos de la comarca a Francia, Holanda o Italia, pero no a grandes volúmenes porque al final somos empresas pequeñas. Vamos haciendo nuestros pinitos, y la gente que nos conoce nos va pidiendo. ¿A todos nos gustaría más? Por supuesto que sí. Pero de momento estamos satisfechos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.