Benabarre pospone a 2021 la celebración del Ball dels Salvatges

0
98

Aunque era una decisión más que cantada habida cuenta de la situación provocada por la crisis del coronavirus, los organizadores del Ball dels Salvatges que se iba a celebrar en Benabarre el próximo 8 de agosto han anunciado esta semana su suspensión oficial y su convocatoria para 2021. Concretamente, desde la organización han emplazado a las personas y asociaciones implicadas en este monumental montaje escénico que se representa cada dos años en la villa ribagorzana a la edición que se ha convocado ya para el de agosto del próximo año, al que igualmente invitan al público, siempre numeroso, que ha hecho posible que esta singular fiesta que hunde sus orígenes en la Edad Media sea considerada desde 2016 como de Interés Turístico Regional.
El “Ball dels Salvatges” es una singular representación de origen tardo medieval que se representó en la villa ribagorzana hasta el primer tercio del pasado siglo XX, que fue recuperado en 2007 y que en 2010 tomó su actual un carácter bienal, ahora trastocado por culpa de la pandemia.
Más de un centenar de benabarrenses se implican físicamente en este proyecto escenográfico que, con un complejo montaje escénico, ritualiza en forma de alambicadas danzas y movimientos de los intérpretes una elaborada metáfora sobre el amor cortes, el instinto y la lujuria.
En su actual escenificación, el “Ball” es único en el continente europeo ya que sólo en Benabarre se respeta la tradición con toda su complejidad profundizando más allá de la caracterización de los personajes que se conserva en otros lugares que mantienen vivo el “espíritu salvaje”. La localidad ribagorzana ha conseguido así reverdecer esta representación que fue muy popular en toda Europa desde el siglo XIV y que, con distintos matices, aún se conserva en algunas zonas alpinas de Suiza y Alemania y en la localidad española de Béjar.
La rivalidad entre amor cortés y lujuria o la armonía y el caos son algunos de los asuntos que se ponen en escena en esta compleja representación con sus danzas y requiebros y en la que las damas, caballeros, cazadores y los propios salvajes que van ocupando la escena en esta representación que evidencia que el amor no es una ciencia exacta y que es la fusión de las distintas formas de amar la que lleva al amor eterno.
También hay espacio en la representación para la celebración de un juicio en el que los “salvatges” recuperan temas de la actualidad local, nacional e internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.