Bon appétit!! (o la esencia de la cocina tradicional francesa en Jaca)

0
2178

Una decena de cocineros de otros tantos establecimientos de hostelería jaqueses han participado esta tarde en el restaurante Lilium en una jornada para aprender a elaborar garbure, un plato tradicional de Francia, en la Semana de Oloron en Jaca, que comenzaba hoy en la ciudad altoaragonesa.

La concina del Lilium ha servido para acoger esta actividad, enmarcada en la programación que se ha puesto en marcha desde el Ayuntamiento de Jaca con la finalidad de reactivar el hermanamiento entre la ciudad y Olorón, que se remonta a 1962. La Concejalía de Delegada de Relaciones Institucionales con Olorón, la asociación francesa La Garburade, Acomseja, AEJ y el Centro de Iniciativa y Turismo han sido los organizadores de esta jornada, que tendrá continuidad el próximo año con la Semana de Jaca en Olorón y donde serán los jaqueses los que presenten un plato típico de Aragón en la ciudad hermana francesa. La idea es celebrar cada año en cada una de las ciudades una semana dedicada a la otra, de manera que se cree un marco de colaboración conjunta que permita el desarrollo cultural, económico y social, con beneficios que puedan fluir en los dos sentidos.

El chef francés Gabriel Regagnon, “le roi de la garbure” (el rey de la garbure), como se le apoda en Olorón, ha presentado todos los secretos del plato. Araceli Echenique, responsable del hermanamiento por parte francesa, explicaba que Regagnon es una persona muy conocida en Olorón, hace la garbure todos los días en su casa, famosa por su elaboración, y ha desmenuzado todas las etapas de la elaboración para que los restaurantes que quieran “puedan adoptarla e incorporarla a sus menús”, dice, a lo que añade que es un intercambio “muy interesante”.

Josán Piedrafita, chef del restaurante Lilium, describía, como anfitrión de la jornada en que consiste la garbure: “Es un plato típico del sur de Francia, una receta muy sencilla. Lleva jamón, alubias, zanahoria, col, patata… básicamente, una sopa de invierno”. Alrededor de este plato, se ha creado toda una cultura, matiza Piedrafita, con una cofradía gastronómica que además intenta “potenciar los productos de la zona”.

La asociación La Garburade celebra cada año una gran fiesta el 3 de septiembre, donde hacen el Campeonato del Mundo de la garbure, una verdadera fiesta en torno a este plato. El premio es una gran olla con el nombre del ganador, que puede mostrarla en su restaurante o en su casa (para participar no hay que ser profesional) durante un año. Se da la circunstancia de que el cocinero del Lilium ya ha participado en este concurso, quedando en muy buena posición (se hizo con el premio a los debutantes) y logrando muy buenas críticas gastronómicas.

“Tener más referencias entre los cocineros, los empresarios y los comerciantes de un lado y de otro de la frontera e intentar rentabilizar el hermanamiento entre Jaca y Oloron” es el objetivo que se persigue con este tipo de acciones, que deben redundar, sobre todo, en el conocimiento mutuo de los dos territorios, señalaba Piedrafita. En este sentido, se va a potenciar esta idea “para crear una olla jacetana” que se presentará en Olorón el próximo año, cuando se celebre la Semana de Jaca en el país vecino. Y de paso, recuperar platos como la olla de oveja, que se hacía con carne de ovino, col y nabo hace años, y que se están perdiendo.

Para Olvido Moratinos, concejala de Relaciones Institucionales con Olorón, y presente también en la jornada, esta Semana de Olorón en Jaca tiene dos vertientes: “por un lado fomentar ese hermanamiento, que existía desde hace años, pero que se limitaba a los días festivos, y por otro, potenciar ese turismo francés conociendo sus costumbres”. Es uno de los objetivos que se enmarcan en el Plan Local de Empleo, y se trata de “una idea importante el hecho de que haya esa relación a nivel cultural, gastronómico, patrimonial, deportivo…, buscando un conocimiento y un reconocimiento mutuo”.

Los actos de la Semana de Olorón continúan con la presentación de dos proyectos escolares, uno del Monte Oroel sobre bilingüismo y otro de Escuelas Pías sobre un folleto turístico para niños, programas de radio especiales en las emisoras locales con motivo del hermanamiento,  espectáculos folclóricos, deportivos, culturales y un desfile, que se sucederán  los próximos días para dar a conocer a los jaqueses la cultura y tradición de la ciudad hermanada.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.