Cosecha 2021 empieza con fuerza

0
119

La apertura de la decimoséptima edición de la Muestra de Artes Cosecha de Invierno, que organiza la Comarca Hoya de Huesca|Plana de Uesca, se puso en marcha el sábado con un espectáculo para de fuego y circo con el que conjurar la crisis. Aunque la representación, pensada para pasacalles, hubo de subirse a escena y a la caída del sol la tarde bajó las temperaturas, unas ciento cincuenta personas completaron el aforo fijado y la compañía aragonesa estrenó su espectáculo Oparin, la sopa de la vida con gran éxito.

diputacion de huesca artes visuales

Composiciones efectistas, números espectaculares y piezas móviles llamativas se pusieron al servicio de un mensaje que, cargado de energía y cánticos en vivo, se revela como una llamada a la esperanza y a la superación de momentos de apariencia apocalíptica.

La nueva creación de Teatro La Cosa se ideó, diseñó y produjo durante el reciente confinamiento, un hecho que no es baladí a la hora de valorar el resultado y la intención de esta obra que Cosecha de Invierno eligió para inaugurar una edición especial de la muestra de artes de la Hoya de Huesca. Una edición en la que se defiende y apuesta por una conquista colectiva de las condiciones necesarias para recuperar la normalidad y en la que la cultura está llamada a jugar un rol destacado como transmisor de valores y reflexiones para la apertura de un nuevo tiempo en el ámbito socieconómico y, por supuesto, también del sector cultural.

En este mismo sentido, redundó la actuación del mediodía del domingo en la plaza de la Iglesia de Angüés, donde Los Titiriteros de Binéfar llenaron todas las sillas disponibles y, desde el escenario, contagiaron a partir de la tradición oral la alegría y la diversión.

Más de trescientas personas se entregaron a Jolgorio del bueno, una producción de Los Titiriteros que no pierde ni una sola de sus magníficas cualidades pese a que los actores-músicos sustituyen el contacto físico con la platea por una intensidad de emociones.

En unos instantes, el público desveló que hay ganas de fiesta y que saben divertirse sin romper con las normas sanitarias, haciendo de la cultura una experiencia tan agradable como segura.

Hasta Angüés se trasladaron personas provenientes de distintos puntos de la geografía comarcal dando cuenta de la complicidad y el buen rollo de Los Titiriteros de Binéfar.

Oparin de Teatro La Cosa y Jolgorio del bueno de Los Titiriteros de Binéfar han demostrado que, con estilos diferentes y desde conceptos diversos, son dos excelentes pócimas para hacer frente al desánimo y contagiar ánimo, fuerza y alegría a los asistentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.