Escasos grausinos se acercan a San Pedro el 1 de mayo

0
99

Dada la situación sanitaria, y la especial incidencia de la pandemia en las últimas semanas en Graus y su entorno, la Cofradía de San Pedro había suspendido por segundo año consecutivo la popular romería a la ermita del santo que habitualemnte congrega a centenares de personas en una jornada plenamente festiva.
Con un Graus muy asustado por el elevado número de casos detectado desde la pasada Semana Santa y con un Ayuntamiento que había decretado una serie de medidas para contener la movilidad social, pocas alternativas tenía la Cofradía para sacar adelante la romería, así que la suspensión estaba cantada desde hacía varios días.
No obstante, al ser una jornada festiva y encontrarse la ermita en un paraje alejado del casco urbano grausino y al final de un camino que muchos habitantes de la localidad hacen con agrado, la Cofradía decididó abrir la ermita para que quienes quisiera ofrecer su homenaje al santo pudieran hacerl. Recomendando, eso sí, que se tomaran todas las medidas de prevnción y distanciamiento social necesarias.
Unas medidas que, al final, no fueron muy necesarias ya que, en una jornada en la que la lluvia fue protagonista durante buena parte de la mañana y volvió a hacer acto de aparición por la tarde, escasamente una decena de personas se acercaron hasta la ermita dejando la mayoría de los grausinos pendiente su visita para tiempos menos conflictivos en lo sanitario y más festivos en lo personal y colectivo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.