La `ayuda de urgencia´ de la Comarca del Somontano se disparó durante el periodo de alarma

0
90

Los servicios sociales de la Comarca de Somontano han atendido a 13.713 vecinos durante los tres meses que ha durado el estado de alarma (16 de marzo al 21 de junio). Han ofrecido ayudas muy diversas: seguimiento de las personas más vulnerables por teléfono, atenciones presenciales, tanto en la sede comarcal como en los domicilios, y acciones de coordinación con otras entidades sociales y administraciones.

Entre las llamadas telefónicas realizadas o atendidas se encontraban las que han permitido comprar alimentos o medicamentos (186), llevar a cabo cuidados personales (73), atender necesidades urgentes (253), a niños afectados por el cierre del comedor escolar (301), a familias (83) u otras situaciones (1.468).

Festival Sonna 2020 julio
asociación empresarios brb agosto

En cuanto a la prestación de servicios sociales generales, en la sede comarcal se ha atendido a 268 personas y a 17 vecinos en sus respectivos municipios. De forma telemática en el servicio de información y valoración se ha atendido a 3.454 personas y a 371 familias con menores. Además, el gasto en ayudas de urgencia ha sido muy superior al de ejercicios anteriores, viniendo a representar hasta el momento, el gasto mensual durante el estado de alarma, al gasto trimestral de ejercicios anteriores. (marzo, 7.251,43€; abril, 18.009,23€; mayo, 14.898,36€; junio, 11.497,82€).

El servicio de ayuda a domicilio ha atendido a 2.683 usuarios. Un total de 138 personas han demandado comida entregada a domicilio. Además se han concedido 265 ayudas de urgencia general y 16 exclusivas para el pago de suministros energéticos. Se ha atendido a 2 transeúntes, se ha realizado 104 atenciones psicológicas, se han llevado los deberes a domicilio en 183 ocasiones. Y los servicios de ayuda a domicilio atendieron por teléfono a 1.362 usuarios, y se realizaron además 2.486 llamadas para coordinar la asistencia con otras entidades.

El 100% de la plantilla en activo antes de la crisis sanitaria ha continuado prestando sus servicios: la mitad del personal técnico prestó servicios presenciales en la sede comarcal, manteniendo las distancias de seguridad, y la otra mitad en modalidad de teletrabajo domiciliario, como medida preventiva.

Al igual que ya valoró el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, la Comarca hace un reconocimiento público a estos profesionales, y en especial a aquellos que han tenido que mantener un contacto directo en situaciones de riesgo de contagio. En este sentido el presidente de la Comarca, Daniel Gracia, respalda “al 100% el trabajo realizado desde el servicio social al tiempo que manifiesta el compromiso de la entidad por seguir aumentando y mejorando la cartera de servicios así como reforzar la plantilla de personal con nuevas incorporaciones”.

Por otro lado, pasado el estado de alarma se han instalado 52 nuevos terminales del servicio de teleasistencia para personas mayores que no viven en residencias, atendiendo todas las peticiones de la lista de espera.

En cuanto a los servicios de ayuda a domicilio, en junio se retomaron 54 atenciones en domicilios a los usuarios que las habían suspendido. Y también el 1 de junio se ampliaba a 290 horas mensuales de atención el servicio de ayuda a domicilio esencial para personas dependientes, mediante la contratación de tres auxiliares de ayuda a domicilio.

Por lo que respecta a las prestaciones económicas de titularidad del IASS, se han prorrogado automáticamente por un plazo de doce meses todas las que finalizaron en el estado de alarma, y en cuanto a las nuevas, se han flexibilizado los procedimientos. En estos momentos hay 95 unidades familiares en seguimiento: 18 unidades familiares perceptoras de Ayudas de Integración Familiar y 77 unidades familiares perceptoras del Ingreso Aragonés de Inserción.

En lo relativo a violencia de género, el servicio se ha prestado durante las 24 horas y se han ampliado los recursos de alojamiento adecuándolos a las necesidades y requerimientos derivados del confinamiento en el estado de alarma.

Esta situación de confinamiento ha tenido un enorme impacto en la población, tal y como representa el alto número de atenciones recogidas a diario durante el estado de alarma, afectando sobre todo a la situación socioeconómica de las unidades familiares, estuvieran o no vinculadas a los Servicios Sociales.

Para hacer frente a esta situación, a la partida ya contemplada para este ejercicio de 84.000 euros, se han sumado 56.000 euros más, un 20 % del superávit de 2019.

 

Más profesionales

 

Además de este compromiso económico para reforzar las partidas de ayudas de urgencia a las personas más vulnerables, la Comarca va a reforzar el área de servicios sociales con nuevo personal. Además de la ya citada incorporación de tres auxiliares en ayuda a domicilio, se va a contratar un educador social –cuyas pruebas de selección se realizaron esta misma semana- y las plazas de un psicólogo y de un director coordinador de este departamento, en próximas fechas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.