La Dirección General de Tráfico regula la circulación excepcional de vehículos pesados con nieve en la calzada  

0
637

 

La Dirección General de Tráfico ha dictado una instrucción que modifica la norma que prohibía la circulación de autobuses y vehículos pesados cuando existe nieve en la calzada (nivel rojo), de manera que se permita el tránsito, con carácter excepcional, de aquellos que reúnan una serie de requisitos.

Con este motivo, la Subdelegada del Gobierno en Huesca, María Teresa Lacruz, presidía este lunes una reunión a la que han asistido el jefe provincial de Tráfico, Andrés Fernández del Río, y el Delegado Territorial de la DGA, José Luis Abad. A la reunión, en la que se ha analizado la nueva instrucción, han sido invitados representantes de las Asociaciones Empresariales del Valle de Benasque, del Sobrarbe, de la Jacetana, del Valle de Aragón y la Federación Empresarial del Transporte. También han acudido representantes de las comarcas de La Ribagorza, del Alto Gállego, de la Jacetania y del Sobrarbe.

El cambio en la reglamentación responde a las demandas planteadas en este sentido, especialmente, desde las comarcas pirenaicas que veían como la normativa colapsaba la circulación rodada por el territorio en cuanto caían las primeras nieves afectando áreas tan sensibles como el transporte escolar o el suministro de mercancías de primera necesidad. Así las cosas, el diputado altoaragonés Manuel Mora se reunió con los responsables de la Dirección General de Tráfico para tratar de articular un régimen diferenciado de restricciones para los territorios de alta montaña.

Los requisitos que deben reunir los autobuses  para  poder circular son los siguientes; es necesario llevar neumáticos de invierno en todas las ruedas  con una profundidad de 4 mm., disponer de cinturones de seguridad en todos los asientos y llevar colocado en el parabrisas delantero un distintivo creado al efecto. Además, cuando esté disponible, cada autobús deberá enviar telemáticamente los datos de geoposición a través de una aplicación que creará la Dirección General de Tráfico.

Los titulares de autobuses que deseen acogerse a esta excepción deberán presentar en la Jefatura Provincial de Tráfico una declaración responsable de que cumplen las condiciones  exigidas. La Jefatura Provincial de Tráfico entregará  a quienes lo acrediten unas instrucciones de circulación para un periodo de dos años.

La instrucción reconoce que también resulta necesario que en casos concretos en los que se prolongue de manera sostenible en el tiempo el nivel rojo en este tipo de vías de alta montaña se permita excepcionalmente el paso de determinados vehículos pesados no articulados con una masa máxima admisible (MNA) inferior a 7.500 kilos que presten servicios de transporte de mercancías esenciales siempre que reúnan los requisitos técnicos necesarios para circular en condiciones de seguridad.

Con esta Instrucción la Dirección General de Tráfico espera dar solución a los problemas que venía generando en zonas de montaña la anterior normativa, en especial para el transporte escolar y para el de viajeros con destino a las zonas de esquí.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.