La Estación de Esquí Nórdico de los Llanos del Hospital echa el cierre a la temporada

0
88

La Estación de Esquí Nórdico de los Llanos del Hospital de Benasque puso punto y final este domingo a una temporada que sus responsables califican como «extraña y complicada» pero en la que han podido mantener abiertas sus instalaciones con un «aceptable» nivel de ocupación pese a los cierres perimetrales y las dificultades de desplazamiento motivadas por la lucha contra la pandemia.
Frente al planteamiento original de extender la temporada de esquí hasta el Domingo de Resurrección, y aprovechar así los días de Semana Santa y la previsible presencia de un mayor número de visitantes y usuarios en la zona aprovechando estas fechas vacacionales, la decisión de cerrar las instalaciones este pasado fin de semana ha estado motivada por el acelerado proceso de deshielo de la nieve que se había venido produciendo en los últimos días debido a las, relativamente para la época, altas temperaturas que inciden sobre un manto nivoso menos abundante que en años anteriores por estas fechas lo que estaba limitando gradualmente el dominio esquiable. Y, aunque está prevista la posible llegada de un frente cargado de nieve en los próximos días, no hay una garantía absoluta de que estas predicciones se confirmen por lo que desde la dirección del centro invernal se ha decidido dar por concluida la temporada ahora de forma voluntaria y no hacerlo de forma obligada en los próximos días por falta de espacio físico donde esquiar.
Aún así, en los Llanos del Hospital se muestran «satisfechos» de la duración de esta temporada –que arrancaba a comienzos de diciembre- y de la ausencia de incidentes en los accesos por culpa de los aludes que han lastrado el desarrollo de temporadas anteriores. El director del complejo invernal benasqués, Mario García, reconoce que, pese a la situación generada por la crisis del coronavirus, «desde el primer momento» tuvieron claro que tenían que abrir «y tirar para adelante» adaptándose a las condiciones de limitación de la movilidad por los cierres perimetrales y de extrema precaución para evitar posibles contagios de la pandemia. «Al final –comenta-nos hemos plantado a últimos de marzo con vivencias de todo tipo pero sin incidencias sanitarias especialmente graves y pudiendo ofrecer a la gente que nos ha visitado nuestros servicios y la posibilidad de disfrutar de este espacio tan singular».
Unos usuarios que, a falta de realizar unos cómputos definitivos, se han reducido en torno al 35 o 40 por ciento con respecto a los de anteriores temporadas por esa imposibilidad de viajar fuera de los límites provinciales que hemos sufrido durante buena parte de los últimos meses. «La parte positiva –apunta García- es que han sido una auténtica legión los nuevos practicantes de esquí nórdico, muchos de los cuales ni siquiera conocían los Llanos del Hospital, que han descubierto esta disciplina y también la potenciación que hemos vivido del turismo de cercanía, con numerosos visitantes procedentes de los lugares más insospechados del Alto Aragón que se han enamorado de este rincón del Pirineo y se han enganchado a esta modalidad del esquí ».
Y ello en una temporada que no ha sido de mucha nieve –salvo el caso puntual de la tormenta Filomena- y en la que ha habido, incluso, bastantes días de una lluvia que ha perjudicado al manto nivoso, con temperaturas relativamente más altas de lo habitual. Por lo que hace a los flujos de visitantes y usuarios en estos meses, García los define como «un diente de sierra», con un arranque de la temporada con numerosos esquiadores hasta la fechas navideñas que se vio constreñido por el cierre de las capitales aragonesas, un repunte de viajeros en febrero con la apertura de Huesca y la celebración de las Semanas Blancas escolares en las que, aunque no hubo actividades formalmente organizadas, muchas familias aprovecharon para pasar unos días en la nieve y un último bajón coincidiendo con estos últimos días de campaña y el descenso de los dominios esquiables.
Ahora, pese al cierre inminente de la temporada de esquí nórdico, los aficionados a os deportes de invierno siguen teniendo diferentes opciones para disfrutar de ellos en el Valle de Benasque con la práctica del esquí de montaña y travesía o la realización de excursiones con raquetas de nieve.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.