Los alcaldes de la Ribagorza oriental se oponen al proyecto de una nueva autopista eléctrica por sus términos municipales

0
906

Después de que desde la Plataforma Unitaria Contra la Autopista Eléctrica se alertara este pasado viernes de un nuevo proyecto de construcción de una línea de muy alta tensión de 400 kV entre la localidad oscense de Laluenga y la ilerdense de Isona que la empresa Foerestalia ha diseñado para evacuar hacia Cataluña la energía que se pretende producir en diez parques eólicos de Huesca, los alcaldes de los municipios ribagorzanos de Benabarre, Viacamp y Litera, Tolva y Puente de Montañana han hecho público su frontal rechazo a estas instalaciones que afectarían de lleno sus términos municipales.
El proyecto, actualmente en período de exposición pública, prevé la construcción de un nuevo tendido eléctrico totalmente aéreo de 96,7 kilómetros que atravesaría terrenos agrícolas y rústicos de doce municipios de cuatro comarcas altoaragonesas y cinco más de Lérida. Laluenga, Berbegal, Ilche, Castejón del Puente, Monzón, Almunia de San Juan, Azanuy-Alins, Peralta de Calasanz, Benabarre, Tolva, Viacamp y Literà y Puente de Montaña son los altoaragoneses “agraciados” con este proyecto que, en varios de ellos –entre los que se encuentran los cuatro ribagorzanos-, se suma al de la Autopista Eléctrica Sentmenat-Sallente de, también, otros 400 kV que tiene una fuerte oposición vecinal en la zona afectada.
Tras su paso por las comarcas altoaragonesas, el trazado de la Laluenga-Isona contactaría con otros cinco municipios de Lérida (Castell de Mur, Tremp, Gavet de la Conca e Isona) también incursos en una larga oposición a la Sentmenat-Sallente.
Conocidas estas intenciones, los alcaldes ribagorzanos de los municipios afectados han actuado rápido y Alfredo Sancho (Benabarre), Alfredo Pociello (Viacamp y Litera), Isidro Franco (Tolva) y José Peris (Puente de Montañana) han hecho público un manifiesto reafirmando su rechazo a la construcción de esta nueva línea eléctrica porque cuenta con un trazado «completamente inasumible». «Es del todo inadecuado por sus afecciones a zonas de población y a entornos ambientales sensibles, además de suponer una barrera al desarrollo de los núcleos urbanos y del polígono industrial de Benabarre», recalcan.
Consideran un «agravante» el hecho de que las líneas de transporte eléctrico “no repercuten ni un solo euro» en los municipios que las soportan. «Como parte que son de la infraestructura del sistema eléctrico, deberían dejar parte de los beneficios en estos municipios tal y como sucede en los que se instalan las plantas generadoras», entienden los edilesque en su escrito reconocen “urgente y necesaria” la descarbonización de la producción eléctrica pero que, opinan, “no debe ser a costa de los territorios que ya soportaron durante todo el siglo XX la construcción de los grandes embalses para alimentar la industrialización concentrada en unos pocos lugares de nuestro país».
Por ello reclaman que la revolución energética “debería servir para reequilibrar el país, para industrializar el medio rural y desarrollar nuestros pueblos” consumiendo gran parte de la energía allí donde se produce es vital para cohesionar el territorio, “y no solo para ser justos con las zonas rurales sino para avanzar en la construcción de un país moderno, sostenible y equilibrado».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.