Ribagorza y el Valle de Arán potencian su colaboración en temas sanitarios, culturales y de protección civil

0
182

El presidente de la Comarca de La Ribagorza, Marcel Iglesias, se entrevistó recientemente en Viella con los responsables políticos del Valle de Arán para estrechar las relaciones de colaboración entre estos territorios vecinos que comparten una larga historia común.
Durante la reunión se trataron distintos asuntos relacionados con los servicios públicos que se ofrecen en ambos territorios, en una colaboración que en estas fechas es especialmente interesante y necesaria debido a los problemas de comunicación de la parte alta de Ribagorza motivados por las obras en la N-260 y el corte de esta vía en los meses de octubre y noviembre.
El síndico de Arán, Francés Boya, y la vicesíndica primera, Maria Vergés, fueron los anfitriones de este encuentro que tuvo como escenario la sede del Conselh Generau d’Aran y que puso de manifiesto las excelentes relaciones entre ambos territorios embarcados estos últimos meses, por ejemplo, en el programa interfronterizo Poctefa que ha puesto en marcha distintas iniciativas de promoción y desarrollo conjunto.
Sobre el discurrir concreto del encuentro, el síndico aranés comentaba a su finalización que habían hablado de asuntos «que tienen que ver con distintos ámbitos como la gestión de las emergencias o la situación sanitaria, pero también con la movilidad», en referencia a los citados trabajos en el tramo de la N-260 entre Campo y Congosto de Ventamillo, recalcando que «para el gobierno del Conselh Generau d’Aran es muy importante mantener una buena relación de cooperación con los territorios vecinos».
En idénticos términos se expresa el presidente ribagorzano quien recuerda que existe una relación muy estrecha entre estas dos zonas del Pirineo central. «Muchos ribagorzanos han trabajado y siguen trabajando en el Valle de Arán, contribuyendo con su esfuerzo a su desarrollo», comenta Iglesias. También hace referencia a esa «estrecha» relación de colaboración en temas de servicios sanitarios y de emergencias, recordando que el Gobierno de Aragón mantiene un convenio de colaboración con el Conselh Generau d’Aran -que gestiona las instalaciones- por el que muchos habitantes del extremo nororiental de Ribagorza tienen como hospital de referencia el de Viella para determinadas cuestiones. Abunda Iglesias en que con el corte de la carretera, casi toda la Alta Ribagorza se ha alejado considerablemente del hospital de Barbastro, que es el que corresponde a los ribagorzanos, y por ello ya se había llegado a un acuerdo con el de Viella para potenciar la colaboración y hacerla extensiva a otros pueblos de la comarca altoaragonesa mientras dure esta situación excepcional «pero considerábamos que era conveniente una reunión presencial para certificar los acuerdos».
La atención de emergencias, tanto en los incendios en ambos territorios como en el auxilio a los accidentados en la carretera N-230, es otro de los aspectos en que se hace más evidente desde hace muchos años la citada colaboración entre Ribagorza y el Valle de Arán. Para Iglesias supone «un ejemplo» de trabajo conjunto «que es necesario mantener».
Otro de los asuntos tratados en la reunión en Viella fue la de la recuperación del Camino de Santiago Arán-Pirineos, que une Toulouse y Zaragoza atravesando de norte a sur la comarca ribagorzana, del cual ya se ha finalizado la primera fase de señalización y que puede suponer un importante reclamo turístico para ambos territorios. «Históricamente ha articulado nuestros dos territorios, explica en alguna medida la importancia de centros como Roda u Obarra y su recuperación es muy importante para nuestros dos territorios por lo que en el encuentro hablamos de las maneras de acelerar su potenciación turística y social», comenta el presidente ribagorzano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.