Alcaldes de Sobrarbe: Despoblación y coronavirus.

0
93

La pandemia nos sorprendió y l@s sorprendió. El objetivo era ver las necesidades de nuestros pueblos frente a los tiempos que vienen, y esa opinión es ahora más importante, por lo que de visión de futuro implica. El coronavirus también se ha colado, y en algunos de los casos también hemos incorporado su opinión a este reportaje.

 

 

BOLTAÑA– José Mari Giménez Macarulla

Boltaña ha sido, probablemente, el primer consistorio de la provincia en aplicar medidas y ayudas fiscales. Aplazamos del IBI urbano y el impuesto de vehículos de tracción mecánica, la tasa de agua y basuras, suspendimos la mensualidad de la Escuela infantil y del espacio Coworking, y aplazamos la ordenanza de terrazas. Estas medidas que han sido muy aplaudidas y agradecidas.

 

FISCAL– Manuel Larrosa

Desde el principio Fiscal ha cumplido estrictamente las normas. Los establecimientos de hostelería y restauración cerraron antes de que fuera obligatorio y la tienda de alimentación y la farmacia reparten a domicilio. También se ha creado un grupo para transmitir información veraz y contrastada y tener una comunicación ágil para conocer las necesidades de cada vecino. Deseamos que esto nos una y que pronto recuperemos la normalidad en este pueblo lleno de vida.

 

LA FUEVA– Ramón Laplana

  

Evidentemente habrá un antes y un después en esta pandemia en la vida de nuestros pueblos. Se ha puesto a prueba elementos imprescindibles en cualquier sociedad como la solidaridad o la disciplina de los vecinos. Y en ambos los fovanos han aprobado con nota alta.

En el mundo rural la prioridad es la misma que entes de la pandemia, mantener la vida en nuestros pueblos y la calidad de vida de quienes los habitan. Para ello no hay grandes fórmulas porque en nuestro caso, con la población que tenemos, solo hay una: seguir trabajando cada día en la mejora de los servicios públicos y apoyando con ello a los emprendedores que ponen en marcha negocios para mantener la población.

Quiero agradecer a todos los vecinos su comportamiento y ayuda en estos días.

 

PALO– Mª Antonia Arnal

”Durante el confinamiento, Palo se ha convertido en un pueblo sin nadie en las calles. Los vecinos aprovechan la llegada del panadero o el frutero para verse, guardando la distancia recomendada y para charlar brevemente. Después a casa.

Se vive con cierta angustia el no poder ver cómo las casas se llenan de los vecinos que viven lejos, ahora que llega el buen tiempo. Aunque nos sentimos afortunados porque en los pueblos, la vida confinada se lleva mucho mejor.”

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.