Barbastro apoya al Centro Iris para que legalice su situación y la ciudad pueda continuar disfrutando de sus actividades

0
492

El Ayuntamiento de Barbastro apoyará al Centro Iris para que legalice su situación, no deba cesar en sus actividades y se garantice el bienestar de los animales silvestres y domésticos que custodia. La primera acción, según se ha acordado en la reunión mantenida hoy con sus gestores, será la elaboración por parte de los servicios jurídicos de Iris de un dictamen que presentarán al Ayuntamiento y evidenciará el carácter estratégico y de interés que tiene el Centro para la ciudad. Hoy, Iris dispone de licencia para funcionar como centro de crianza y venta de animales, pero desarrolla muchas otras actividades y el objetivo compartido de los gestores del equipamiento y del consistorio es que puedan llegar, si la Ley lo permite, a convertirse en parque zoológico. Para ello, hay que salvar un escollo que deriva a la ubicación del Centro, situado a unos 200 metros del núcleo urbano. Los parques zoológicos, según la normativa vigente en Aragón, deben situarse desde 2009 a 2.000 metros como mínimo de cualquier núcleo mayor de 5.000 habitantes. El Ayuntamiento, incluso, ha ofrecido a los gestores de Iris la posibilidad de cederles gratuitamente terrenos municipales para que se instalen allí si, finalmente, no resulta posible legalizar las actuales instalaciones. “Queremos que sigan funcionando, porque aportan un atractivo añadido a la ciudad y desempeñan una importante labor, pero hace falta que sus servicios jurídicos lo argumenten para que, si es posible, se pueda interceder de algún modo ante la DGA, porque son ellos y no el Ayuntamiento quien otorga estas licencias. Si no, siempre queda la posibilidad del traslado y les hemos animado a que lo valoren”, explica el Alcalde, Fernando Torres.

Situación

El Centro Iris recibió hace unos días un requerimiento de la DGA en la que se le exige que, antes de este 1 de marzo, informe de su condición legal y que deje de exhibir determinados animales que actualmente cuida y que la licencia de que dispone no ampara. Los gestores del centro admiten que operan como parque zoológico sin serlo y adelantan que, si el plazo que vence el 1 de marzo no se prorroga, deberán cesar en sus actividades, ya que su negocio, señalan, “no es viable” si no se les permite seguir funcionando como parque zoológico. “Nosotros les hemos ofrecido toda nuestra colaboración y asesoramiento, porque no queremos que Barbastro pierda un centro como éste. Estamos en contacto directo con la DGA, y más en concreto con los Departamentos de Agricultura y Medio Ambiente, para que se encuentre una solución”, explica el Alcalde, Fernando Torres. Jorge Raya, propietario del centro, agradece la labor del Ayuntamiento: “Están haciendo todo lo que está en su mano y nosotros tenemos ya a nuestros servicios jurídicos trabajando. Presentaremos un informe que deje claro qué somos, qué hacemos, qué aportamos y por qué debemos seguir existiendo y que avale al Ayuntamiento a dar argumentos a quien debe legalizarnos. El Ayuntamiento sólo puede ayudar y nos está ayudando todo lo que puede”.

Gestiones

Hoy mismo, y tras la reunión con Iris, la Primera Teniente Alcalde, Blanca Galindo, se ha trasladado a Huesca para reunirse con responsables del Inaga y del Servicio Provincial de Agricultura para valorar posibles soluciones. Durante el último año, el Alcalde de Barbastro Fernando Torres y la  Primera Teniente Alcalde Blanca Galindo se han reunido también repetidas veces con responsables y técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, y con los propietarios del centro Iris para tratar de identificar una solución ajustada a derecho y satisfactoria para la ciudad. Las gestiones seguirán ante los estamentos que sea necesario: “Se han enviado informes y se han mantenido reuniones y encuentros sobre este particular con la Consejería durante el pasado mandato y lo que llevamos de éste. De hecho, en cuanto tuvimos noticia de la notificación que habían recibido en Iris hace pocos días, se ha vuelto a contactar con la Consejería, pero la norma es la que es hoy por hoy y las salidas son las que son. Por eso, la solución inmediata que se puede aportar es esta: que Iris aporte argumentos jurídicos de peso que ayuden a que desde el Gobierno de Aragón entienda su importancia. Por si eso no bastase, hasta les ofrecemos unos terrenos, porque queremos que sigan en Barbastro. El Ayuntamiento lo tiene claro: les hemos ayudado, les estamos ayudando y seguiremos apoyándoles en todo lo que esté en nuestra mano”, indica el primer edil barbastrense.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.